fbpx
Aaron Arguijo Columna

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

La Columna Cara – “Recta Final”

A falta de poco más de una decena de juegos para que termine la esperada temporada 2021 de la Liga Mexicana de Beisbol, la cosa está que arde en ambas zonas y la situación es tan frágil y cerrada, que cambia con cada día que pasa. Mientras algunos equipos ya descansan tranquilos en la cima del standing y tienen reservados sus boletos hacia los playoffs, otros pelean a muerte por su lugar en la fiesta, uno de ellos son precisamente los Algodoneros del Unión Laguna, quienes están recibiendo a los calificados Saraperos de Saltillo, luego de dividir en una serie de cuatro juegos en casa de los Tecolotes de los Dos Laredos, otros involucrados en esa “Guerra sin cuartel”.

El salir de la zona de playoffs le llegó en el peor momento a los Guindas, quienes en toda la campaña se habían mantenido entre los seis primeros lugares de la Zona Norte, pero una pésima semana en casa, ante Sultanes de Monterrey y los propios Tecos, los condenó a las puertas del infierno. Con todo y eso, tienen opciones de clasificarse y su pelea es día a día, le han ayudado resultados que se combinaron durante los días recientes, pero esa ayuda prácticamente se neutraliza cuando el equipo no gana, por lo que está obligado a hacer la tarea si es que desea clasificar.

Por más de que hoy, el equipo debe buscar soluciones y mirar hacia el frente, más allá de lamentarse de decisiones que han quedado atrás, vale la pena revisar las decisiones tomadas y así, explicarnos la situación actual de los laguneros. No es mi estilo traicionar “off the records” o ventilar conversaciones personales, pero en esta ocasión comparto algo que me dijeron desde la cúpula del equipo, previo al cierre de registros el pasado día 19: “habrá años, ojalá y no lleguen nunca, en que no tengamos las finanzas suficientes para pensar en reforzar al equipo, pero ésta no es es esa ocasión”.

Con esa declaración, pretendo poner en contexto a usted, estimado lector, de lo que se vive en el Unión Laguna y en toda la Liga Mexicana o todo el beisbol profesional, descendiendo dramáticamente el número de movimientos de peloteros, ya que los equipos aguantan al máximo a su material humano, lo que genera menor “tránsito” de jugadores, por lo que encontrar ese elemento que consideras, te hace falta, es como encontrar una aguja en un pajar. Los scouts Guindas peinaron la Atlantic League, que ante el retraso que tuvieron las ligas menores en Estados Unidos y su respectivo retraso en el recorte de los rósters, se convirtió en su única fuente de peloteros, sin embargo, el talento escasea y la selección de Jason Rogers es un ejemplo, sus resultados son de todos conocidos y no son lo que necesitaban los Algodoneros.

Al final, los directivos y el cuerpo técnico se decidieron por movimientos únicamente en el pitcheo, a pesar de que el bateo no ha encontrado consistencia a lo largo de la campaña y de manera colectiva, los Algodoneros batean apenas para .278. El problema ha recaído en que también han aparecido las indeseables lesiones en la rotación abridora, incluyendo a Rafael Pineda, el mejor lanzador del equipo, además de Jenrry Mejía, el taponero estelar, por lo que llegaron para reforzar el bullpen, el venezolano Kender Villegas y el dominicano Carlos Ramírez.

El róster que hoy tienen los Algodoneros, es el que terminará la temporada, ya no hay posibilidades de cambios y aunque pueden existir motivos para preocuparse, por la situación actual que atraviesa el equipo, también hay aspectos que causan optimismo, como el pensar que prácticamente esa misma escuadra, fue la que se mantuvo tanto tiempo en zona de clasificación. Lo cierto es que se aproxima una montaña rusa en cuanto a emociones se refiere, el standing puede cambiar cada día, así de continuo puede ser el cambio, por lo que prácticamente podemos esperar un final “de fotografía”.

Los resultados en otros frentes han ayudado a los Guindas y pueden seguir ayudándolos, pero de poco o nada servirá, si el equipo no hace su parte, por lo que hoy, los peloteros que recibieron la confianza de terminar la campaña, deben responder a la misma y conseguir el mayor número de victorias posibles, para mantener firme el objetivo de conseguir el añorado boleto a los playoffs. Queda disfrutar mucho este cierre y estar pendientes cada día, para cuando llegue el 5 de agosto, saber si el equipo se juega la vida en solamente nueve entradas. Que tengan excelente fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram