fbpx
Futbol Arena

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Se reactiva la práctica del Futbol Arena

Luego de un año de espera, veteranos deportistas laguneros volvieron a colocarse las hombreras, ceñirse el casco y morder el protector bucal, para entrar al emparrillado y disputar un nuevo partido de futbol arena, con lo que se reactiva la práctica de este deporte que había suspendido sus partidos, debido a la pandemia global.

Fue durante la noche del pasado sábado, que los equipos Auténticos Bulls del Club Campestre San Isidro y Osos Grises saltaron al emparrillado del campo 7 en la Unidad Deportiva Torreón, para disputar la edición 2021 del Tazón Fuerza Por México, como se denominó a este evento que cristalizó el anhelo de numerosos deportistas, por volver a jugar el deporte que les apasiona. Antes y durante el partido se aplicaron medidas de precaución, como la aplicación de gas desinfectante, el uso de cubrebocas y de gel antibacterial.

En lo deportivo se aplicaron también algunas medidas, como los árbitros finalizando las jugadas al darse una tackleada contundente, evitando que se formaran aglomeraciones de jugadores intentando derribar a quien tuviera el balón en su poder. Los jugadores intentaron enviar así un mensaje a más deportistas, de la importancia de mantenerse en actividad física, pero siempre siguiendo las recomendaciones emitidas por las autoridades, pues aunque las cifras de casos activos de COVID-19 parecen presentar una tendencia a la baja, no es motivo suficiente para relajarse y descuidar su salud.

Luego de realizar los Honores a la Bandera y entonar el Glorioso Himno Nacional Mexicano, el partido entregó grandes emociones desde su silbatazo inicial, ya que en apenas la primera jugada, un pase largo de Rodolfo Partida a Fernando Mata puso a los Bulls en la antesala del primer touchdown, el cual consiguió Lobo “Lopus” Adame por la vía terrestre; apenas en dos downs, los de San Isidro ya ganaban 6 por 0. Pero los Osos respondieron de inmediato, con un pase perfecto de Alejandro Dávalos a Leonardo Aguilar, quien superó a su marcador y entró a la zona de anotación, consiguiendo además la conversión para poner el marcador 8 por 6.

Ya en el segundo cuarto, “Leo” Aguilar volvió a lucir sus seguras manos y capturó un largo pase de 20 yardas para adelantar a los Osos por 14 a 6, pero inmediatamente después, “Lopus” Adame se quitó de encima un par de tackleadas y explotó su velocidad para escaparse 40 yardas hasta lograr el touchdown que puso las cosas 14 por 13, llegando así al medio tiempo.

La segunda mitad fue de pesadilla para los Osos Grises, quienes no lograron registrar más puntos y en apenas la primera jugada, perdieron el balón con un fumble recuperado por la defensiva de los Bulls, dejando la mesa puesta para que “Lopus” lograra su tercera anotación del encuentro, mediante un acarreo de media yarda que puso las cosas 21 por 14, ya que hicieron buena la conversión de dos puntos, mediante una buena recepción de Nikima. Ulises Padilla logró una recepción de 21 yardas para dejar el marcador final de 28 por 14 a favor de los Bulls.

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram