fbpx
Encuéntranos en

La afición iluminó el Corona con la victoria de los Guerreros

La afición iluminó el Corona con la victoria de los Guerreros

[su_youtube_advanced url=”https://www.youtube.com/watch?v=7Tje1yE1bOU&t=3s”]

Desde tempranas horas del día caravanas de automóviles y playeras verdiblancas en las calles ya hacían sentir la euforia por presenciar una final más en la región y esto se vio reflejado en el Estadio Corona, con una afición metida con el equipo desde el primer momento de la Final.

Momentos antes de la ceremonia de apertura, la afición se puso de pie y empezó a corear al equipo, agitando las banderas y los cilindros inflables que portaban en sus manos.

El lagunero Pablo Montero fue el encargado de entonar el Himno Nacional Mexicano, celebración que todos los presentes en el estadio atendieron con respeto y emoción.

Una vez más se convocó a la afición a levantar un mosaico a lo largo del estadio mientras pronunciaban el grito de “seis se puede” en los minutos 16, 26 y 36 de ambos tiempos y así sucedió. Esta dinámica ha acompañado al equipo en toda la Liguilla. Posteriormente comenzó el ole en la tribuna.

Una vez más el cantante Pablo Montero salió a la cancha para amenizar el medio tiempo. Cantando “Cielito Lindo” y arrojando sombreros de charro hacía el público fue como se llevó los aplausos de los presentes.

Desafortunadamente en la euforia por el gol del empate del Djaniny Tavares un grupo de aficionados comenzó a arrojar objetos y cerveza contra el palco del equipo visitante, logrando que las autoridades retiraran a los del mal comportamiento y comprometiendo al club a un castigo como el veto.

[su_youtube_advanced url=”https://www.youtube.com/watch?v=i8uqLQDnS08″]

La afición hizo temblar el Corona con la anotación de Julio Furch, entre lluvia de cerveza, gritos ensordecedores y manos levantadas celebraron la ventaja del Club Santos. Posterior al gol, una parte del alumbrado del estadio se apagó y los aficionados aprovecharon para encender la tribuna con las lámparas de sus celulares, creando un verdadero espectáculo.

Fueron 29,215 almas que iluminaron esta noche el Corona para apoyar a los Guerreros en la Final de Ida del Clausura 2018.

Más en