fbpx
Encuéntranos en
-

La afición festeja el triunfo al son del mariachi y Chicos de Barrio

En plenos festejos patrios por la celebración de la Independencia de México, los laguneros se dieron cita en el Estadio Corona para el regreso de los Guerreros, después de la pausa en la liga para disputar la Fecha FIFA.

Este partido originalmente estaba calendarizado para llevarse a cabo el viernes 14 de septiembre, sin embargo se reprogramó debido a las inundaciones que sufrieron los laguneros por las lluvias que azotaron a la comarca durante la semana.

Un motivo más para celebrar este partido eran los festejos del 35 aniversario de la institución lagunera y como parte de los mismos se otorgó un trofeo conmemorativo al ganador del encuentro. Esto se repitió en todos los partidos de la Jornada 9.

El momento de gloria llegó cuando la afición se encontraba entonando al unísono el himno de los Guerreros desde el minuto 35 y como si fuera parte de la dinámica Jonathan Rodríguez marcó el primer gol del encuentro, haciendo estallar en júbilo al público.

Durante el medio tiempo se realizó la ceremonia para presentar ante la afición a los nuevos Guerreros de Honor. El primero en aparecer fue Rafael Figueroa, quien acompañado de su esposa e hijos recibió una playera conmemorativa y se develó la placa con su nombre en uno de los palcos del estadio. Posteriormente saltaría a la cancha Juan Flores para recibir su homenaje de la misma manera.

La afición volvió a deleitarse entonando de nueva cuenta el himno del equipo a partir del minuto 35, formando además un mosaico desplegando una manta en forma del jersey de los Guerreros.

En un verdadero ambiente de aniversario, los 21,514 aficionados que se presentaron en el Estadio Corona disfrutaron de la victoria de los Guerreros. Al final algunos jugadores santistas regalaron sus playeras a un sector de la afición, como muestra de agradecimiento a sus ovaciones.

Finalmente se cerró la velada al son de un mariachi y posteriormente de la agrupación lagunera Chicos de Barrio, mientras algunas leyendas del equipo convivían y disfrutaban de un pastel representativo a los 35 años del club. Algunos aficionados permanecieron en sus lugares disfrutando de la música y el ambiente.

Más en

-