fbpx
Kennys Vargas con Cibao

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram

Kennys Vargas llega a Saraperos de Saltillo

El cañonero boricua Kennys Vargas está ansioso de llegar a Saltillo para aportar la cuota de poder con Saraperos de Saltillo, ayudar a ganar muchos juegos y lograr el Campeonato en un béisbol mexicano que le guarda mucho respeto, porque ha jugado contra México y sus peloteros juegan con mucha pasión y sienten los colores de su país al máximo.

Entrevistado vía telefónica desde Puerto Rico, la nueva adquisición de la novena saltillense quiere ya llegar a Saltillo para mostrar su calidad con el madero:

“Me siento bien contento y súper agradecido con la gerencia de Saltillo por darme esta oportunidad de ir a esa gran familia de Saraperos, me estoy preparando al máximo para los entrenamientos, el objetivo es ayudarles a ganar”.

Kennys Vargas es un bateador ambidiestro, con poder por ambos lados del plato, tiene experiencia de 4 temporadas en Grandes Ligas con Mellizos de Minnesota, con quienes sumó 35 cuadrangulares y 116 carreras remolcadas, además suma 10 calendarios en sucursales de Minnesota (703 hits, 149 dobles, 117 cuadrangulares, 474 carreras producidas.

Vargas lució en 2018 con Rochester (AAA de Minnesota) con 21 batazos de 4 estaciones y 73 remolques a home. En su palmarés destacar también que jugó en Japón con la escuadra de Chiba Lote en 2019, además de representar a la Isla del Encanto en las Series del Caribe de 2014 en Isla de Margarita, Venezuela y 2016.

“Todo lo que he logrado en mi carrera ha sido a base de mucho esfuerzo, trabajo y dedicación, Dios ha puesto su mano y la sigue poniendo en todo lo que voy consiguiendo en el béisbol, abriendo nuevos caminos con Saraperos de Saltillo, a donde quiero llegar a poner números grandes, aportar para el equipo en cada victoria y ayudar a conseguir el campeonato”, enfatizó.

“Siempre he enfrentado a México en el Clásico Mundial, en la Serie del Caribe, la verdad que le tengo  mucho respeto a los peloteros mexicanos, siempre salen a dar el cien, son muy buenos competidores, en los últimos años han sido de los equipos más duros de ganarle, ganarle al equipo de México es un gran paso en cualquier torneo; me gusta mucho la pasión con que juegan y sienten sus colores cada que salen a representar a su país en otras partes”, subrayó.

El cañonero puertorriqueño habla de lo que quiere aportar a los Saraperos y a la Liga Mexicana de Beisbol en su debut:

“Soy un jugador que tengo mucho poder, bateo a ambas partes del plato, mi mano de fuerza es la derecha, pero a lo zurdo también con poder, más consistencia al lado izquierdo, traigo muy buena defensa cuando se me da la oportunidad de jugar en la primera base”.

“Me encanta sentirme parte del equipo, que sientan que soy parte importante de ese line up, de ganar partidos, yo entiendo que esa es la parte para sentirse cómodo y ganar, lo que traigo a Saraperos es incorporarme a un equipo que es muy bueno, conozco a varios de mis compañeros, de los importados sobre todo, Henry Urrutia, Rainel Rosario con quien jugué en Águilas Cibaeñas, he tenido la oportunidad de jugar en varios países, como en República Dominicana, en Serie del Caribe, en ligas menores de Estados Unidos, desde ya estamos hablando a través de las redes sociales de nuestra misión esta temporada , nos llevamos como una familia; la meta es ganar y traer ese Campeonato a Saltillo”, destacó.

“Quiero que sientan que ese bateador de poder que llega se incorpora con los bateadores que ya están, apoyar a los pitchers lo más que podamos con carreras remolcadas, a los boricuas nos gusta siempre echar para adelante, con agresividad, pero sobre todo con respeto al juego, y respeto a las personas, nos gusta igual que a ustedes los mexicanos dejamos el corazón y la sangre en el terreno de juego, conozco a Giancarlo Alvarado que jugó con Saraperos, fue mi compañero por 3 años en Indios de Mayagüez en Puerto Rico y quiero aportar lo máximo a Saltillo, que sientan orgullo”.

Este poderoso bateador boricua tiene un festejo llegado a home dándose golpes en el pecho cada que pega jonrón, y nos habla de dónde surgió eso:

“En el equipo de Mayagüez está un compañero que ya no juega Danny González, yo mido 6 pies y 5 pulgadas y me dice que soy como un gorila, se le ocurrió que me diera unos golpes llegando a home plate cada que pegara cuadrangular y de ahí se me quedó, empezamos eso en una final contra Caguas, que di un Grand Slam para decidir un Campeonato y de ahí comenzó lo que es el paso del gorila con cada jonrón”.

“Ya quiero llegar a Saltillo, me hablan muchas cosas buenas del estadio, que es muy buena fanaticada, a ellos lo que les puedo decir es que estén bien pendientes de los Saraperos de Saltillo esta temporada, se han hecho varios movimientos, incorporaciones importantes que venimos con muchas energías para ganar muchos juegos, el espectáculo que merecen. Estoy súper emocionado de llegar para allá, mis compañeros y yo vamos a dejar todo en el terreno de juego para darles otro título más a esa gran fanaticada”, añadió.    

Compartir este artículo

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on telegram