Robert Dante Siboldi: “Ni fenómeno en la victoria, ni espantoso en la derrota”