Revista YD
Revista YD
Aarón Arguijo

LA COLUMNA CARA DE AARÓN ARGUIJO

[tabs tab1=»Imagen»][tab id=1]

Interior Aarón Arguijo

Twitter: @peugeot29

Correo:  [email protected]

[/tab][/tabs]

Movidita estuvo la semana, como es la costumbre anual, con las pasadas Reuniones Invernales del Beisbol Organizado celebradas en Nashville, Tennessee, donde se fraguaron movimientos interesantes, mientras que otros más simplemente recibieron el “empujoncito” que se necesitaba, es decir, restaban meros formalismos para ser una realidad. Tal es el caso de lo que sucedió con Vaqueros Laguna, que llevaba adelantada la plática con Virgilio Ruíz y los Delfines de Ciudad Del Carmen para hacer el cambio de Mark Minicozzi por Freddy Guzmán, a lo que le pusieron la firma el pasado martes.

La necesidad de tener un primer bat de los llamados “naturales”, era algo con etiqueta de urgente para el manager Mario Mendoza, quien me lo expresó varias veces cuando tuve oportunidad de entrevistarle en la temporada anterior. El año pasado desfilaron jugadores para abrir el oden al bat naranja, pero con escaso éxito y pobres resultados que obligaban a Mario Mendoza a seguir experimentando. El “Manos de seda” puso como primero en el orden a José Manuel Orozco, Sergio “Venado” García, Carlos González y al terminar la temporada ese lugar lo ocupaba Diego Madero, ninguno con las credenciales que hoy presenta Guzmán, o quizá el más cercano sería “el Venado”.

Tanta era la desesperación de los Vaqueros el año anterior por un primer bat, que Lino Rivera llegó a pensar en darle esa responsabilidad a Juan Carlos Linares, quien ciertamente es un bateador que hace bastante contacto con la bola, pero no deja de ser un elemento al que requieres más para dar tablazos con poder, o bien, para producir carreras. Con la llegada del dominicano Guzmán, el equipo naranja solventa un problema que había padecido la temporada 2015, además de añadir a un extraordinario robador de bases, lo que es un aspecto fundamental del juego y del que Laguna al parecer se había olvidado, pues en 2015 fueron los peores de la Zona Norte en robos de almohadillas.

El equipo naranja añadió además a Rogelio Noris, un muchacho mazatleco bastante talentoso que fue considerado muchos años como material de Ligas Mayores, prueba de ello es que los Piratas de Pittsburgh lo firmaron cuando aún no cumplía los 17 años de edad. Noris no ha encontrado regularidad en su juego y ese ha sido su mayor problema desde el sistema de granjas de ligas menores, pero su juventud debe combinarse con el deseo de convertirse en un pelotero consistente al tener enfrente el reto de jugar en la Liga Mexicana, que no tiene nada qué envidiarle a los circuitos independientes de Estados Unidos.

Vaqueros aún buscará añadir a un tercera base, posición que también ha significado un dolor de cabeza para los naranjas desde años atrás y que pretenden cubrir con un pelotero extranjero, tal y como se inició este año con Ángel Berroa, a quien le faltó suerte con el uniforme de Laguna. En los próximos días deberán anunciar a ese antesalista, siempre y cuando lleguen a un arreglo con alguna organización de LMB, en caso contrario, lo buscarán en la Serie del Caribe que se celebrará en Santo Domingo, República Dominicana. Hasta hoy, los extranjeros totalmente confirmados para jugar con Vaqueros en 2016 son Freddy Guzmán y Tony Peña, mientras que los cubanos Juan Carlos Linares y Juan Miranda son altamente probables. También está confirmado Danny Gutiérrez, aunque él podría jugar como elemento de doble nacionalidad.

Bastantes aficionados se alarmaron con el rumor de la supuesta venta de la franquicia de Vaqueros Laguna hacia empresarios de Mazatlán, y más aún con que la intención de ellos era el llevarse al equipo al puerto del Pacífico. Como regalo de navidad, les digo que no se alarmen, pláticas e interés de ellos y de otros muchos empresarios las ha habido, pero de eso a que vendan el equipo, hay una abismal diferencia, y para que se lo lleven de la plaza de Torreón, donde se tuvo mejor promedio de asistencia (4,852) que en los campeones Tigres (3,770) o los Diablos Rojos del México (2,787), pues las posibilidades se reducen aún más. La próxima semana les tendré datos más precisos. Buen fin de semana, y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Nota: Las columnas que se presentan yodeportivo.com, son responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión periodística de este medio.

Revista YD
Revista YD
To Top