Revista YD
Santos Laguna

La afición se quedó con ganas de ver campeón a los Guerreros

La afición no dudo en apoyar a los Guerreros del Santos Laguna este sábado en la Vuelta de los Cuartos de Final, pues el estadio comenzó a llenarse antes de comenzar el encuentro, motivo que afianzó la confianza en el equipo lagunero a pesar de la desventaja.

Este partido además atrajo la atención del público por una promoción que consistía en cambiar una botella de plástico de una marca refresquera y canjearlo por una bufanda conmemorativa de Santos, razón que aglutinó a muchos aficionados en la explanada del estadio horas antes de iniciar el encuentro.

Asimismo hubo música en vivo y una presentación alusiva a la navidad en la misma explanada, por lo que la actividad comenzó muy temprano en el Territorio Santos Modelo. Por otro lado la parcialidad era local y la porra visitante no era tan extensa como en otras ocasiones. Además un hecho que se suscitó horas antes fue el fallecimiento de dos aficionados Rayados y siete más lesionados en el trayecto de Monterrey a Torreón para presenciar este partido.

Desde el inicio del partido los aficionados cantaron el “Dale campeón” mientras ondeaban sus banderas, así pasó después de cada jugada en que los Guerreros estaban cerca de convertir el gol que los metiera a la siguiente ronda.

El estadio enmudeció después de la primera anotación del equipo regio, durante unos instantes solo el pequeño sector de aficionados visitantes disfrutaba su estancia en los Cuartos de Final. Sin embargo la afición santista  encontró rápidamente su resiliencia y comenzó a animar a sus guerreros con el “Sí se puede”.

Con la segunda anotación de Rayados la conmoción en la afición era irreparable, de los 25,900 espectadores que se dieron cita algunos optaron por ir abandonando el estadio, otros seguían coreando cánticos de esperanza, pero el grupo de animación “La Komún” reaccionó con disturbios y enfrentamientos, ocasionando un ambiente de tensión entre el público y movilizando a los aparatos de seguridad.

Al final los jugadores santistas fueron aplaudidos y ovacionados por su afición en su camino al vestidor.

Revista YD
Revista YD
To Top