El ocho le pega al uno

Se cumple la profecía de Vergara: Chivas le da una lección al líder general.

 

El futbol está lleno de sorpresas y el torneo de clausura 2011 no es su excepción, dando una muestra de ello  es el primer juego del calendario, donde Chivas, el octavo de la tabla general pone en la lona al que arranca como favorito para ganar la liga, el Tigres;  ganándole 3-1 correspondiente a la ida de los cuartos de final, disputado en el nuevo estadio de las Chivas.

Los goles del encuentro fueron a cargo de Omar Arellano al minuto 40, Mauro Luna al minuto 58 y Marco Fabián con una ejecución magistral cerró la cuenta para darle los goles de la victoria al “rebaño sagrado”. El gol de Tigres fue obra de Jesús Molina, al minuto 48.

Aunque Chivas trato de presionar la salida desde el principio los visitantes se las ingeniaron para tener la posesión del esférico durante muchos minutos, siendo esto en vano ya que no supieron explotar dicha ventaja con todo y los grandes jugadores que tienen al frente a diferencia de la novatez de los locales que ni se inhibieron a atacar al gran líder de la “gran defensa”.

Siendo hasta finales del primer tiempo cuando el “Chiverio” se encuentra con todo el lado derecho de la cancha para dibujar en la pizarra el primer gol a favor, ante la duda en la salida de palos, siendo este el error defensivo para que el centro de Marco Fabián fuera fructífero sobre el segundo poste, donde Omar Arellano se encargo de darle la ventaja previo al descanso.

Para la segunda parte del encuentro apenas al minuto 48 en un movimiento que anticipa Molina dio el único gol de la noche con un frentazo solido el cual entro en la puerta que resguardaba Luis Mitchell empatando el partido, siendo esto muy temprano para las aspiraciones de Chivas.

El segundo tiempo empezaba con gran intensidad para ambos equipos, hasta que al minuto 58, en una segunda oportunidad en tiro de esquina a favor de los de casa, Mario de Luna con un gran remate de cabeza impacto al esférico al ángulo superior contrario, en una zona donde era imposible que llegara el portero.

Aún así con la ventaja, el “rebaño” batallo para clarificar el encuentro, pero nunca dejando de intentar meter otro tanto a un rival que se ha sido tan sólido durante la liguilla.

Dicha situación puso incómodos a los “felinos” nublando la vista a Hugo Ayala que barrio en el área grande, pero no le dio al balón, le dio a Miguel Ponce provocando su caída y la pena máxima la cual Marco Fabián se encargó de ejecutar de magnifica forma engañando al portero Palos poniendo una diferencia de dos goles que se llevaran a la “sultana del norte”.

Aunque la ventaja si bien no es definitiva se espera el cobijo de la gente del Volcán, provocando un regreso emocionante el próximo Sábado a las siete de la noche.
{jcomments on}