Revista YD
En las Redes

SE LLEVAN DE TODO EN EL ÚLTIMO DÍA DEL ÁNGEL FLORES

En el último juego del Ángel Flores, los aficionados guindas se llevaron hasta las televisiones.
[tabs tab1=”Video”][tab id=1][youtube id=”SKotqk2dG88″ width=”600″ height=”400″][/tab][/tabs]

El 27 de enero será un día que dejará huella en la memoria de los culiacanenses, ya que después de una victoria de los Tomateros contra los Charros de Jalisco y obtener la décima corona de la Liga Mexicana del Pacífico, se comenzó con los trabajos de desmantelación del estadio Ángel Flores, que fue en una parte ayudada por los aficionados que se llevaron algunas butacas y hasta televisores, para después llevar a cabo la demolición del emblemático lugar.

A partir de hoy, los trabajadores tienen cinco días para retirar pasto, estructuras, gradas y publicidad, de forma que quede sólo el edificio que será demolido en un proceso que durará cerca de un mes, según informó el arquitecto encargado de la obra, Jacobo Sevilla Suarez.

“Se tiene toda una estrategia planeada, y lo primero es quitar el pasto porque es materia viva, por otro lado el desmantelamiento de gradas que ya lo iniciaron los fanáticos desde anoche, pero ahorita se retirará todo el mobiliario”, expresó.

Al interior del estadio que cuenta con más de 60 años de historia, el arquitecto destacó que el Ángel Flores no muere, sino que al contrario dará vida a otros espacios ya que tanto el pasto como el mobiliario serán reutilizados por parte del Ayuntamiento de Culiacán para otros estadios, parques, escuelas, entre otros lugares, comparándolo con una donación de órganos que dará nuevas vidas.

“Un ser que ha sido para nosotros extraordinariamente aportador de emociones y de afición durante más de 65 años y ahora va a poder sembrar vida nuevamente en muchos puntos de nuestro municipio”, expresó.

Y es que mientras los trabajadores comenzaban a retirar el pasto y terminaban de quitar las butacas, el arquitecto señaló que no debe haber tristeza por esta demolición, ya que “todo por servir se acaba”, sin embargo se debe de tener una visión positiva pues el lugar será mucho mejor.

Con esta remodelación, afirmó Sevilla, se estará aumentando la capacidad del lugar a 18 mil personas, convirtiéndose con este cambio en un nuevo estadio de primer mundo, sin olvidar aquel viejo lugar que deja grandes recuerdos de las emisiones e historias vividas en su tiempo.

Se espera que tras ser demolido los trabajos de construcción del nuevo estadio comiencen de forma inmediata en este lugar, para que la moderna estructura quede concluida para el mes de septiembre de este año.

Cabe destacar que el último que lanzó la primera bola en el recinto fue el histórico “Paquín” Estrada, quien les dió tantas satisfacciones a la afición guinda

El 10 de noviembre de 1948, el estadio General Ángel Flores abrió sus puertas por primera vez, primero fue la casa de los Tacuarineros de la Liga de la Costa del Pacífico y en 1965 se convertiría en el hogar de los Tomateros de Culiacán.

Aquí se empezó a jugar la ahora extinta Liga de la Costa del Pacífico, en el periodo comprendido entre 1946 y 1958. Después vendrían la Liga Invernal de Sonora de 1958 a 1965, la Liga Invernal de Sonora-Sinaloa de 1965 a 1970.

La Liga Mexicana del Pacífico inició en 1970, misma que aún sigue vigente.

ydavatarjctorres

Más Leído

To Top