Gastón brilla en Ciudad Jardín

En Cd. Lerdo, Durango se llevó a cabo la corrida de año nuevo en la plaza de toros Salvador Barrera de esta ciudad jardín. Con una entrada buena se dio el mano a mano organizado por la Peña taurina.


Dicho evento dio inicio a las 16:00 horas, donde se lidiaron a muerte 4 astados de la ganadería zacatecana de torrecillas pobremente presentados, los cuales fueron bureles que en promedio alcanzan los 340 kg. Siendo 2 para rejones que despachó el potosino Gastón Santos, quien lució un traje a la usanza portuguesa, vino tinto y su cuadra de caballos a la alta escuela, por su lado el matador lagunero Jose Ibarra “joseli” vistió un terno gris rata y plata.

 

El que abrió plaza fue “Bienvenido”, el más chico del encierro, un novillote en 300 kgs. para el rejoneador Gastón Santos, quien lució sus mejores caballos con suertes muy vistosas para el público, tanto piruetas y así también saltos que hicieron lucir la labor del potosino que hizo a un toro soso embestir al caballo. Brindó su actuación al respetable y tras pinchar una ocasión despachó de una estocada que hizo rodar al toro y fue despedido con aplausos.

En su labor con su segundo de nombre “Gran amigo”, tercero de la tarde, un animal complicado que al embestir se le colaba por su lado derecho. Aun así el potosino hizo lucirse en su actuación ante las complicaciones, fue espectacular en sus suertes, aunque uno de sus caballos fue acometido en un par de ocasiones. Un incidente ocurrido durante esta labor fue que al ponerlo en suerte, el banderillero Javier Escalante fue arremetido por el toro que embestía como un animal toreado y el cual el rejoneador lo fulminó de un estoconazo que hizo rodar al toro, y aunque el puntillero lo levantó,por su excelente labor el público lo premió con dos orejas.

En cuanto al de a pie, el lagunero Joseli. Su primero “Año nuevo” lo recibió con verónicas cerrado en tablas seguido de tres navarras para rematar con una revolera. El toro que para una novillada, que no fue el caso de esta tarde, quedaba chico de presencia y  se fue al tercio de muerte sin picar en una faena derechista, tras un pinchazo despachó al burel y fue despedido con aplausos.

El que cerró plaza de nombre “lagunero”, éste con más presencia brinca al callejón, y tras dar media vuelta en el callejón al salir al ruedo arremetió contra un monosabio. De aquí fue recibido por el matador lagunero cerrado en tablas con dos faroles de rodillas y dio fuerte pelea con el caballo. En el segundo tercio de banderillas el primer y tercer par con banderillas cortas al quiebro cerrado en tablas y otra más al violín. Brinda a particular y con un gesto de amistad al monosabio embestido empieza su labor muleteril con 3 derechazos y el de pecho; toca la banda la canción regional “la filomena” que comenzó con 2 molinetes y 2 pases por alto. El público coreaba oles en la labor del torero, que aunque estuvo bien en su faena, le pudo haber sacado más pases buenos al toro y tras una estocada que el astado escupe y tres descabellos dobla, el matador Joseli Ibarra fue premiado con una oreja.{jcomments on}