ESTRATEGAS J4 CL12: DOMINIO Y CONTUNDENCIA ALBIVERDE


Con un excelente planteamiento táctico aplicado y desarrollado por todos los jugadores santistas, el equipo local sufrió y perdió su importante racha invicta.


 

Galindo repitió cuadro y esquema táctico
Al igual que en el complicado encuentro contra Jaguares, el técnico santista utilizó el mismo esquema, con cuatro defensores, cuatro mediocampistas, un enganche y un delantero-centro (4-4-1-1), apareciendo los mismos jugadores que iniciaron el citado cotejo; aunque realizando algunas modificaciones en los últimos diez minutos del tiempo complementario.

Como defensores centrales estuvieron Galindo y Figueroa, quienes brindaron un desempeño destacado impidiendo los avances de los veloces delanteros locales (sobre todo el colombiano Riascos); como laterales actuaron Estrada y Mares, el primero con mucha mayor salida que en los tres anteriores encuentros disputados, incluso colaborando en el segundo gol para la visita.

Quintero continúa sobresaliendo en el esquema santista
En la zona de contención apareció Rodríguez como pivote, acompañado del lagunero Salinas; como volante por izquierda y a perfil cambiado se paró Suárez, y nominalmente como volante por derecha estuvo Quintero, quien estuvo bastante participativo en la zona de tres cuartos del terreno, a pesar de descuidar su zona, facilitando la salida del estadunidense Castillo.

Por delante de los mediocampistas, y en una posición que le resulta cómoda, participó el argentino Ludueña, apoyándose en los volantes y sirviendo constantemente al único delantero santista (Peralta). Los cuatro hombres de ataque dieron muestra de un mayor y progresivo entendimiento dentro del terreno de juego, tocando la pelota y lastimando a la defensa rival con su velocidad.

Mohamed envió un esquema parecido al de Galindo
Con la confianza de no perder desde hacía once partidos, Mohamed confió en su mismo esquema táctico y en los mismos jugadores, enviando una clásica formación con cuatro defensores, cuatro mediocampistas y dos delanteros (4-4-2). A pesar de contar con excelentes jugadores, no pudieron contener el ataque rival ni elaborar jugadas francas de gol.

En la defensa central estuvieron Gandolfi y Santiago; como laterales Almazán y Castillo (con mucha mayor labor ofensiva); en la contención aparecieron como pivote Arévalo, acompañado de Augusto; como volantes laterales se iniciaron Arce y Ruiz; dejando en el ataque al goleador del equipo, Sand, y al colombiano Riascos.

Diversas modificaciones realizaron ambos estrategas
Debido a la molestia muscular del mexicano Augusto con el consecuente ingreso de Corona al minuto 29, Arce ocupo el lugar del primero y Corona paso a jugar como volante lateral. Posteriormente ingresó Enríquez por Almazán, y con intención de marcar diferencia en el tanteador salió Riascos para dejar su lugar a Gerk.

Por el lado de Santos ingresaron Ramírez, Morales y Baloy, por Ludueña, Quintero y Suárez, respectivamente y en ese orden. El equipo visitante terminó el encuentro con tres defensores centrales, dos carrileros, cuatro mediocampistas y un solo delantero (5-4-1), con Ramírez participando como un aparente extremo por izquierda.