Fiesta de goles en el TSM

85 minutos donde la raza cantó, bailó e hizo la ola, parece que los Guerreros le vuelven a dar razones para festejar a sus aficionados.


Bastó que cayera el primer gol de Daniel Ludueña para que la pachanga comenzara y la esperanza de liguilla aumentará. Entre gritos, bailes y cánticos, caía el segundo del 10 argentino y la dicha se desbordaba pues su equipo dominaba y la bola no prestaba a los camoteros.

Llega el medio tiempo y la fiesta continuaba en las butacas, incluso algunas hasta en el tubo bailaban. Arrancaba el segundo tiempo y un desborde por la banda llegaba a pies de Benítez, quien clavaba el tercero en el arco camotero, los gritos de ¡Santos!, ¡Santos! inundaban la cancha  y de un bombazo de Toledo el cuarto arribaba.

85 minutos en el reloj, el juego baja su intensidad, mas llegó el silbatazo final que a muchos hizo volver a estallar y el grito del triunfo por dos partidos seguidos en el Corona se volvió a escuchar.

{jcomments on}