El planteamiento de Matosas resultó perfecto

El estratega charrúa Gustavo Matosas festejó un triunfó soñado labrado línea por línea por sus Gallos Blancos, ante el local Santos Laguna del argentino Romano.


Este sábado 19 de febrero, los Guerreros cayeron ante los Gallos Blancos con un marcador de 2-0. El técnico queretano arruinó las quinielas de muchos al imponer un parado y forma de juego que maniató por completo al equipo santista. Al minuto dos, Isaac Acuña aprovecho una desatención de la defensa lagunera para marcar el primer tanto, y a partir de esa acción la tónica de juego fue la misma durante el resto del encuentro.

Formaciones.

Rubén Omar Romano utilizó la misma formación que le dio la victoria ante Atlas. El sistema 4-4-2 que únicamente variaba con la presencia de Jonatán Lacerda y Carlos Morales cubriendo las ausencias de Felipe Baloy y Juan Pablo Rodríguez respectivamente. Dichas ausencias pesaron para los albiverdes.

Gustavo Matosas por su parte salió con un 5-3-2, ocupando desde el primer minuto especialmente a la defensiva, donde incrustó un cerrojo de tres centrales de oficio como lo fueron Adrian Romero, Eder Borelli y Efraín Cortés.  En el medio campo lució la presencia del contención Raúl Ferro y adelante Isaac Acuña fungió como una especie de segundo delantero, atrás de su compañero Carlos Bueno con el que compartiría las anotaciones del partido.

 

Desarrollo.

Muy temprano en el juego los gallos encontraron a un defensa santista bastante sobrada, y consiguieron anotar a través de Isaac Acuña, con un pase filtrado de Carlos Bueno entre los centrales laguneros que jugaban muy adelantados.

Romano digería el golpe de vestidor e impávido esperaba la respuesta de su escuadra, mientras que Matosas inmediatamente ordenaba al anotador del gol jugar un poco más retrasado, y ayudar a Ferro en la recuperación.

El poderío de los verdiblancos debía lucir inmediatamente, pero la respuesta fue apenas con algunos esbozos de peligro de Oribe Peralta y destellos de individualidades del colombiano Quintero.

Casi al final de la primera parte, los queretanos obtuvieron el segundo gol de manera inversa al primero, ya que fue esta vez Isaac Acuña quien regateó por  el sector izquierdo para servir el balón a Carlos Bueno, quien conectó un disparo raso de zurda que vencería al guardameta Oswaldo Sánchez.

Para el tiempo complementario Romano sacrificaría a Daniel Ludueña para que reapareciera el ecuatoriano Christian Benítez, mientras que Matosas refrescaría la zaga central con la inclusión de Emilio López en lugar de Eder Borelli.

Lamentablemente para los Guerreros, las cosas no cambiaron mucho durante los primeros minutos del segundo tiempo, pues se notó un Benítez bastante descanchado. Entonces para el minuto 52 Rodrigo Ruíz entró en lugar de Carlos Morales. La intención de Romano era clara, teniendo a tres delanteros clavados, daba entrada a un jugador que surtiera de balón al tridente ofensivo.

La inclusión del ‘pony’ fue ciertamente notable, pues logro acarrear más balones al área enemiga, desafortunadamente no fructificaron las opciones generadas. El arquero Jorge Alberto Díaz también seria factor en la fortuita noche de los Gallos, pues estuvo muy atento en un par de serias amenazas de los albiverdes.

Por extraño que parezca el técnico santista ya no ocuparía ningún cambio, no consideró que hubiera un elemento que le diera un revulsivo más al ataque lagunero, cuestión en la que se evidenció una  escases  de variantes del estratega argentino. Mientras que Matosas en el 72 le dio descanso al contención Ferro para darle juego a Gabino Velasco de similares características. Poco después al 80 quemaría el ultimo cambió, acolchonando aun más la zona defensiva, pues salió el anotador del primer gol Isaac Acuña y entró el lateral Diego García.

Después del silbatazo final de Marco Antonio Rodríguez, Gustavo Matosas y su cuerpo técnico celebrarían el triunfo con una gran efusividad puesto que pelean por no descender y además se recuperan de un duro golpe anímico que les dio Toluca la semana pasada.

Para Rubén Omar Romano se encienden los focos rojos, el llevar un record negativo en casa es alarmante para Santos Laguna,  y por si fuera poco la combinación de resultados de esta jornada sabatina los mandan al cuarto sitio del grupo uno.

{jcomments on}