Emana la confianza

bar-rafaeli-topmagazinecity-topmodel1


Oribe Peralta, delantero de Santos Laguna, aceptó que no ha sido sencillo para él pasar de titular indiscutible y referente del ataque de los verdiblancos, como fue el torneo anterior, a uno integrante más del banquillo.

El camino que parecía esclarecerse para el lagunero, luego de su gran liguilla y la posterior venta de Matías Vuoso al América, terminó ensombreciéndose más, tanto por el cambio de esquema de Romano, que sólo utiliza un punta y el estado de gracia de Christian Benítez, quien le ha quitado toda oportunidad de titularidad.

Aún así, Peralta no baja la guardia y espera que aprovechando la ausencia del citado Benítez y de Darwin Quintero, ambos con sus respectivas selecciones, su técnico lo pueda considerar y recuperar así el terreno perdido.

“Si al final tengo la oportunidad de jugar, trataré de que se note la presencia, de lograr demostrar que puedo ser titular y aportarle al equipo; me ha tocado un rol más secundario que antes, pero el fútbol siempre pone oportunidades y hoy quiero ayudar a Santos para traernos un buen resultado” destacó.

“Cepillo” como se le conoce, tomará el lugar de Benítez en la delantera verdiblanca, donde le acompañará Daniel Ludueña, suplente en el último partido y también de retorno por las bajas; a ambos, podría sumársele Rodrigo Ruiz, si Romano se presta a atacar, aunque en sus últimas visitas ha optado por esquemas más cautos.

“Juegue quien juegue, haremos un trabajo bueno, siempre dispuesto a dejar todo en la cancha en beneficio por este equipo. Santos irá por los tres puntos, como siempre lo hacemos y los que jueguen o juguemos contra Morelia, iremos con todo”.