Puerta grande para Manolo Mejía en Torreón

La monumental plaza de toros de Torreón, que cambio su nombre a Valente Arellano fue recinto para presenciar la corrida primaveral.

Ante media entrada y una tarde soleada, se lidiaron cinco astados de la ganadería Marco Garfias y uno más de Jaral de Peñas bien presentados, los cuatro toros para los de a pie, dieron pelea al caballo.

El rejoneador Gastón Santos: Oreja y vuelta.
Manolo Mejía: Dos orejas y dos orejas.
José Ibarra Joseli: Silencio y oreja con protestas.

Incidencias:
El banderillero Ángel González hijo, saludó desde el tercio tras banderillear al segundo de la tarde.

Los Forcados Mazatlecos tuvieron destacadas intervenciones .

Manolo Mejía; se enfundó en un terno celeste y oro, recibió a Mauro segundo de la tarde herrado con el número 53 y pesó 556 kilos al cual lo recibió con magistrales verónicas, el mismo matador llevó al caballo y quitó por chicuelinas, en el segundo tercio el banderillero Ángel González hijo saludó desde el tercio tras dos cuarteos donde colocó los palos en buen sitio.

El maestro Mejía inicio con derechazos de buena factura, de inmediato en los medios se echó la muleta a la mano izquierda y cuajó buenas tandas por naturales, también se adornó con molinetes para volver a torear con la derecha, y tras una buena estocada fue premiado con dos orejas.

El quinto de la tarde fue Jaime Noé de Jaral de Peñas con el número 28 de 522 kilos, donde Manolo inició el toreo a la verónica a pies juntos, en el tercio de muerte, el torero de Tacuba entendío las embestidas del codicioso burel y por ambos lados templó con muleta corriendo la mano e hilvanando una gran faena, la cual rubricó con sendo estoconazo que hizo rodar al toro sin puntilla para meritoriamente llevarse las dos orejas.

Gastón Santos abrió la tarde con 77 aniversario herrado con el número 21 y con 538 kilos, el centauro potosino inició toreando bien a la grupa, colocó acertados rejones de castigo, cambió de caballo y clavó dos pares de banderillas en buen sitio, los Forcados Mazatlecos yendo a la cara el cabo Noel Vega y realizaron la pega al tercer intento. El rejoneador pinchó en una ocasión y fue premiado con una oreja.

El cuarto de la tarde, segundo del lote de Gastón fue Valentillo en honor al M.T. Valente Arellano y estaba marcado con el número 14 y con 544 kilos. El rejoneador clavó cuatro rejones de castigo a un toro que embestía con fuerza y que dio bastante juego para el rejoneo, puso banderillas por dentro del tercio y una más de poder a poder. En la pega de los Forcados Mazatlecos con el forcado de cara Anuar Nahara consiguieron la pega al primer intento y el cabo René Tirado tuvo una excelente participación, donde hizo girar al toro por ambos lados. Al final el caballero en plaza despachó a su enemigo al primer intento y fue despedido entre palmas mientras daba vuelta al ruedo.

El matador lagunero José Ibarra Joseli, se vestió con un terno gris y plata y recibió a Ricardo número 5 con 547 kilos toreando a la verónica, quitó del caballo con chicuelinas, con la muleta inició con dos estatuarios, en una faena derechista ligó buenas tandas por ese lado y otra más al natural. Tras tres pinchazos, despachó al cuarto intento yéndose en silencio.

Cerró plaza Tino número 84 con 529 kilos recibiéndolo a la verónica, en el tercio de muleta estuvo voluntarioso, al final despachó de una estocada desprendía y delantera para despedirse entre división de opiniones y una oreja que el juez de plaza le regaló.

{jcomments on}