Los Estrategas: Inoperancia defensiva

Con tres jugadas bastante similares, el equipo potosino puso en evidencia la falta de eficacia en la marcación lagunera; Aguirre resultó ser la figura del partido.



Después de haber obtenido un agónico triunfo en Zapopan, el equipo lagunero regresó bastante motivado para enfrentar el último encuentro como local en este torneo; por el contrario, San Luis llegó con pocas esperanzas de calificar a la liguilla y con el sinsabor de una derrota a mitad de semana en Paraguay que lo dejó fuera de los octavos en la Copa Libertadores.

Con el fin de dar continuidad a su esquema táctico, el técnico argentino volvió a parar a su equipo de la misma manera en que lo había realizado en el encuentro anterior, aunque por circunstancias obvias optó por modificar su formación en dos ocasiones debido a la entrada de Arce y de los laguneros Peralta y González.

La defensa santista cometió graves errores de marcaje

En los últimos cuatro encuentros, la defensa lagunera únicamente había permitido un gol, lo cual daba muestra de su orden táctico que fue proporcional a la eficacia de sus labores; empero, en esta ocasión, el peruano Aguirre aprovechó las desatenciones y en tres jugadas muy similares evidenció la inoperancia defensiva santista.

La línea defensiva fue ocupada nuevamente en las bandas por Estrada, quien últimamente ha carecido de salida en apoyo a su volante, y por izquierda estuvo Morales; en la central estuvieron Baloy y el lagunero Figueroa, el cual tuvo una desafortunada actuación al perder en la marca a Aguirre en las jugadas donde él mismo anotó.

Un mediocampo con poca proyección al ataque

En la contención aparecieron como escudo el capitán Rodríguez y más adelantado el lagunero Salinas, quien tuvo que abandonar el terreno en sustitución de Arce, desempeñando prácticamente las mismas funciones, ya que incluso cuentan con características de juego sumamente similares.

Como volantes por bandas participaron Cárdenas por izquierda, quien constantemente salió de su zona para llegar al centro del campo, y Ruiz por derecha. Con el ingreso de Peralta, Cocca modificó su formación pasando a jugar con tres delanteros y tres mediocampistas más cerrados.

Con la inclusión de Peralta se buscó mayor agresividad ofensiva

Debido a la urgencia de anotar dos goles para al menos emparejar el marcador, Santos pasó a jugar con tres hombres de ataque, fungiendo Peralta como eje de ataque, con el acompañamiento de Benítez moviéndose con libertad al frente, y utilizando como enganche a Ludueña. El equipo local produjo más jugadas de ataque que el visitante, mas casi todas terminaron en manos de Trejo.

Desde el otro banquillo, Ambriz, utilizó una línea de cuatro defensores, ocupada en la central por Sánchez y Alcántar, y jugando como laterales Ponce y el lagunero Mares, por derecha e izquierda respectivamente. Cabe aseverar que todos hicieron gala de un excelente escalonamiento que sirvió para anular los ataques de peligro del conjunto local.

El lagunero Medina se destacó en la mitad del terreno

El técnico visitante optó por acumular cinco jugadores en la mitad del terreno, debido a que decidió jugar únicamente con un dentro delantero nominal y fáctico, como es el caso de Aguirre. Tanto el duranguense Correa como el lagunero Medina destacaron en el esquema táctico potosino, el primero como escudo y el segundo como generador de juego.

Asimismo, en la contención estuvieron Arredondo y Correa, formando un triángulo con Medina un poco más adelantado, y como volantes por las bandas participaron Isijara por derecha y Maya por izquierda, zona que recorrió en repetidas ocasiones con el apoyo de Mares y de los jugadores en el centro del campo.

Con sólo cuatro tiros al marco, San Luis anotó tres goles

Ambriz dejó de manifiesto que no es necesario acumular delanteros nominales en un esquema táctico para conseguir anotaciones, y atendió al principio de generación de jugadas de ataque para conseguir los tres puntos en terreno ajeno, acumulando inteligentemente hombres en la mitad del terreno, quienes asistieron por aire a su eje de ataque en todos los goles.

Fue así como estos dos estrategas movieron sus piezas durante los noventa minutos, dejando claro que el aspecto táctico es fundamental en el futbol moderno y cosechando los frutos de su trabajo. Santos se despide prácticamente de la liguilla y San Luis regresa a casa con la única satisfacción de conseguir un triunfo después de diez encuentros sin hacerlo.

{jcomments on}