Buenas intenciones de Cocca, pero lamentable la derrota

Esta noche el entrenador Diego Cocca recibió su tercera derrota consecutiva al mando de Santos, por marcador de 3-1 con Cruz Azul en la vuelta de los cuartos de final de la Concachampions. Una vez más, debido a la necesidad hubo un diferente planteamiento.


En el tercer partido al mando con los laguneros, el argentino Diego Cocca volvió a cambiar el parado de equipo sin definir un once ideal aun. A diferencia de sus primeros dos encuentros, esta vez el cuadro santista lució con la capacidad de inquietar el arco rival y ser dueño de las acciones, sin embargo Cruz Azul fue muy oportuno a la hora de atacar. La misión era difícil desde un principio, la maquina celeste llegaba al corona con dos goles de ventaja mas el factor de no haber recibido gol en casa.
Formaciones
Los guerreros saltaron a la cancha con un 4-3-3 en el que para empezar, quedó fuera de la alineación Jonathan Lacerda y la central fue ocupada por Felipe Baloy y Uriel Álvarez, con lo que empieza a definir tendencia hacia el juvenil Álvarez, considerando que en este partido no se requerían los dichosos minutos de menores. Arce y ‘el chato’ Rodríguez fungieron de recuperadores en el medio campo para que Daniel Ludueña se encargara de los trazos y conexiones a la delantera, donde estuvo Benítez, Peralta y Quintero. Cabe destacar que es la primera vez que los últimos cuatro mencionados iniciaron un partido juntos. A pesar de la verticalidad del planteamiento, a los guerreros de Cocca les sigue faltando acompañamiento por las bandas, donde se le ha cargado mucho la mano a los laterales Iván Estrada y Antonio Olvera.
El conjunto de Enrique Meza a pesar de tener una buena ventaja no busco encerrarse. Lució un 4-4-2 en el que a diferencia de santos, volvió a destacar el tránsito de balón por la banda con Javier Aquino, además de la contundencia en el ataque.
Desarrollo.
La obligación de los laguneros era notoria desde la formación, y en el inicio del partido imperó esa lógica. Santos se apoderó del balón durante los primeros minutos y tuvo un par de serias llegadas cuando se juntaron sus cuatro elementos ofensivos, mientras que los capitalinos se mostraban un poco precavidos y esperando la oportunidad de anotar el gol que acabara con las aspiraciones del rival.
Fue precisamente al 36 cuando Javier Aquino mando un centro medido, que conectó Emanuel ‘el tito’ Villa de primera intención en el área para vencer la meta de Oswaldo Sánchez. Esto represento un duro golpe para Diego Cocca que tenía una esperanza muy latente por la presión que estaba ejerciendo su equipo hasta el momento.
Después del primer tiempo Enrique Meza salió con suma tranquilidad ya que Santos necesitaba redoblar esfuerzos y conseguir cuatro anotaciones. Esto hizo que los azules salieran bastante sueltos para la segunda etapa, en la que solo bastaron 4 minutos para que Villa se internara en el área rival frente al guardameta y ponerle en bandeja de plata la segunda anotación a Christian ‘el chaco’ Giménez.
Tan solo tres minutos después Emmanuel Villa siguió aprovechando las facilidades que otorgó la desairada defensa de los guerreros. Javier Aquino fue su asistente una vez más mandando un centro por la derecha, a primer palo para que ‘el tito’ diera el testarazo en dirección a gol.
A partir del 3-0 en contra, Santos mostró vergüenza deportiva y no paró de pisar el área rival. Al 58 Enrique Meza le dio descanso a Villa y metió Isaac Romo, delantero de similares características. Después Diego Cocca haría ingresar al campo a Carlos Morales por Iván Estrada, juntó a Olvera con los centrales para que Morales ocupara la parcela izquierda un poco más adelantado y después abrió a Fernando Arce a la derecha.
El movimiento anterior le dio más amplitud de juego a los guerreros, y eso aunado a la próxima expulsión de Christian Giménez le dio aun mas poderío ofensivo. Para el 70 Benítez sacudió un poco su mala racha y le dio la honra a los santistas aprovechando un tiro de Darwin rechazado por el poste derecho y después empujarlo con la cabeza.
Inmediatamente después del gol el timonel guerrero le puso más movimiento al ataque, saco a Ludueña y entró Rodrigo Ruíz. Efectivamente el chileno nacionalizado mexicano le dio más ritmo e ímpetu al ataque sin embargo las aproximaciones seguían sin terminar en las redes.
El técnico cementero con la cómoda ventaja quemo sus cambios restantes hombre por hombre. El campeón del mundo sub 17 Cesar Villaluz entró al campo por Javier Orozco, y al final Rogelio López fue suplente de Javier Aquino. Enrique Meza salió bastante satisfecho del Corona, aunque mostró incomodidad por la expulsión de Giménez que podría hacer mucha falta en la ida de las semifinales.
A los guerreros ahora solo les queda ponerse al corriente en el torneo local, se acabo el sueño de representar a México en el mundial de clubes, tendrán una oportunidad el siguiente año. Hay mucha premura en Diego Cocca y fue desafortunado su comienzo, ahora solo tiene un objetivo en la mente y le queda bastante cuerda al clausura mexicano.
{jcomments on}