Los Estrategas: Cocca no encuentra el estilo

Diego Cocca perdió su segundo partido consecutivo al mando de los guerreros del Santos Laguna, una vez más en calidad de visitante. Necaxa fue el encargado de darle la novatada a Cocca en el Clausura mexicano, por marcador de 1-0 en Aguascalientes.

Le salió caro al nuevo timonel santista la premura de su contrato, pues a pesar del cambio de esquema de juego la noche del viernes en Aguascalientes, el equipo lucio igual de inofensivo y chato a la hora de ofender.

Por su parte Sergio Bueno ha establecido un sistema funcional con los rayos del Necaxa en búsqueda de la salvación.


Formaciones

El argentino Cocca utilizó una formación diferente a la que uso en la capital contra Cruz Azul, pues salió con un 5-3-2. Esta vez recurrió a una línea de cinco para incluir al juvenil Uriel Álvarez quien ha estado aportando a los minutos de menores en el torneo local. Iván Estrada y Antonio Olvera estuvieron por las bandas como carrileros, ‘el chato’ Rodríguez y Fernando Arce ocuparon el medio campo y Daniel Ludueña enlazando a los delanteros nominales Christian Benítez y Oribe Peralta. Este último fue novedad en la alineación pues el partido anterior el colombiano Quintero acompaño a Benítez de inicio.

El estratega de los hidrocálidos Sergio Bueno no hizo ninguna modificación a la formación que le dio la victoria ante Toluca. Una alineación estándar 4-4-2 en la que destacó el inamovible zaguero Pablo Quatrocchi. En el transcurso del partido serian importantes los cambios para conseguir los 3 puntos.


Desarrollo del juego

Desde los primeros minutos del partido los necaxistas establecieron condiciones con la tenencia de balón pero no lograban inquietar de forma importante la cabaña de Oswaldo Sánchez. Fue poco a poco que empezaron a encontrar los huecos en la retaguardia santista, sobre todo cuando el ecuatoriano Christian Suarez empezó a desbordar, ganando frecuentemente la espalda de Uriel Álvarez.

A pesar del dominio de los rayos, Cocca no mostraba inquietud, seguía animando a los suyos a ser pacientes y establecer el juego fácil de toque y movimiento, para encontrar la profundidad deseada. En el banco rojiblanco Sergio Bueno empezaba a impacientarse por no conseguir el gol, Suarez y el ‘chapita’ Blanco ya se habían acercado seriamente a la meta verdiblanca.

Para el segundo tiempo los guerreros conseguirían por fin tener un par de llegadas a la ofensiva primero con un disparo de Ludueña que pasó apenas encima del travesaño y unos minutos más tarde Iván estrada tendría un tiro similar.

Sergio Bueno veía como Santos empezaba a inclinar la balanza, y evitando que el domino se le fuera de las manos, el técnico necaxista hizo el primer cambio al minuto 64 renovando la batería ofensiva. Fue Darío Gandín quien ingresó por el ex santista ‘more’ Mosqueda, un cambio hombre por hombre con el que buscaba darle más trabajo a los marcadores de Santos pues ya habían tomado la medida de Mosqueda.

Cocca respondió pocos minutos después cuando hizo ingresar al mediocampista José María Cárdenas por Daniel Ludueña. Santos nunca tuvo presencia en el medio campo por lo que Cocca procuraba con esta modificación la recuperación y distribución de la pelota.

Para el 73 Bueno hizo su segunda modificación la cual se significaría en el marcador. El ‘chapita’ Blanco dejó la cancha para darle entrada a Ismael Iñiguez. Momentos después el técnico de los albiverdes mando un cambio similar, entró Darwin Quintero por el ecuatoriano Benítez que sigue sin ritmo en el terreno de juego, una vez más le rebotaban los pases y no conseguía desbordar la defensa rival.

Al minuto 75 el trabajo de Sergio Bueno y los rayos tuvo su recompensa. El ‘cachas’ Iñiguez logró posicionarse en un hueco por el sector de la derecha, para después enfilarse a la meta de Oswaldo Sánchez y vencerlo con un disparo raso y cruzado.

Igual que en la capital los guerreros no supieron responder al gol en contra. Al 85 Cocca mandaría al terreno a Rodrigo Ruiz y saco del mismo a ‘la mona’ Olvera, con la intención de buscar la línea de fondo y mandar balones al área. Necaxa por su parte le dio descanso Christian Suarez que tuvo una gran actuación, acarreando balones y pisando el área santista durante todo el partido, y puso en el terreno de juego a un volante de recuperación como Luis Ernesto Pérez. Cinco minutos no serian suficientes para encontrar una jugada que le diera suerte a Santos.

Sergio Bueno no deja de ver el objetivo único que es la salvación y respira al saber que ha establecido una formula de juego que le da resultado a los necaxistas, la cual les ha dado tres victorias consecutivas y podrán luchar para permanecer en el máximo circuito.

Estos dos partidos han sido un duro golpe para Diego Cocca, que a pesar de tomar a un equipo hecho y no hacer planteamientos tan diferentes a los de Romano, ha encontrado jugadores con apatía y desconcertados. Habrá mucho que platicar, corregir y trabajar de regreso a Torreón.

{jcomments on}