Tigres UANL: Las claves para el Clásico 92

Tigres

Los partidos como los Clásico, Derbis, juegos de liguilla, una final, son partidos de un alto nivel de adrenalina, donde muchas más circunstancias extras juegan en comparación a cualquier otro partido. El Clásico pasado el único argumento en apoyo de su equipo que un aficionado Tigre podría esgrimir era que el equipo auriazul tuviera “garra” para tratar de revertir la abrumadora e inobjetable superioridad de los Rayados que llegaban con un paso impresionante ante la caricatura que dibujaba Daniel Guzmán.



 

{jcomments on}

El argumento de la “garra”, orgullo y coraje fu demeritado, claro, porque debe ir acompañada por un buen funcionamiento colectivo, un buen argumento estratégico y una correcta ejecución. Cuando todo eso se iguala, aparece el pundonor, el deseo, la pasión como diferenciador. Los Rayados se burlaban de eso, pero uno de sus ídolos se los recordó recientemente en Twitter: Jesús Arellano habla de “huevos” a la hora de encarar un clásico. Y creo que para este Clásico, esa puede ser la gran diferencia.

Tigres ha mejorado su funcionamiento colectivo al menos en un 1000% con respecto al último derbi. Si bien se recibieron tres goles el partido anterior, en promedio podemos hablar de que notamos y sabemos que el equipo alcanza un orden y un equilibrio defensivo. Que es en la definición (no en toda la ofensiva) donde Tigres tiene su “talón de aquiles” , porque el equipo crea situaciones que no se concretan y en la última derrota metió dos.

Rayados lleva más puntos, si. Tiene mejores resultados en los últimos torneos, sin duda. Pero ha mostrado un inquietante bajón en la colectividad, que sus aficionados no quieren ver al calor del paso anterior, y de lo que la tabla general dice. Tienen serios problemas defensivos y han sufrido de más en los últimos partidos. Son un equipo muy competitivo que si se enlaza es peligroso, con delanteros que andan finos y la que tengan la meten.

Ambos entrenadores no son “vistosos”, “ofensivos” o “espectaculares” por naturaleza, o al menos así los identificamos, por lo que esperaremos a dos conjuntos que van a tratar primero de cortar los circuitos ofensivos de su rival y de ahí, lo que pueda salir hacia adelante. Será un juego muy tenso, más equilibrado de lo que muchos esperan y serán ciertas circunstancias las que podrían cambiar todo: un gol tempranero, un error individual muy marcado, un error arbitral,