Con la tribuna iluminada la afición alentó al campeón

En un día atípico para los partidos de Santos Laguna como local, la afición respondió con una entrada de 20,854 espectadores que disfrutaron de una aplastante victoria de los Guerreros sobre los Rojinegros del Atlas.

Para este encuentro arribaron seguidores de Dallas y un grupo de aficionados de Nuevo Laredo en representación de “Guerreros de Corazón”, una asociación de personas que realizan actividades altruistas en su comunidad.

Un momento en donde la afición demostró un comportamiento ejemplar fue previo a que iniciara el encuentro cuando se solicitó un minuto de silencio y los laguneros atendieron al pie de la letra las indicaciones, incluso reprendieron por un momento al grupo de aficionados que conformaban la porra visitante para que hicieran lo mismo.

El Corona comenzó a llenarse conforme avanzaba la primera mitad, por tanto la mayoría de los aficionados pudo disfrutar del primer gol de los Guerreros. También se podía percibir un número considerable de camisetas Rojinegras a lo largo del Estadio.

Fue gracias al tercer tanto que la multitud lagunera se alzó entonando el “Dale Campeón” por unos minutos, para luego dar paso a la tradicional ola. Aplaudían cada esfuerzo del local y se metían con el rival.

A partir del minuto 35 del segundo tiempo toda la afición presente continuó entonando el “Dale Campeón” mientras iluminaban la tribuna con las lámparas de sus celulares, generando un ambiente acorde al resultado.