El resumen de la Jornada 11 de la Liga Bancomer MX

La Jornada 11 de la LIGA Bancomer MX nos trajo eventos que marcarán un antes y un después en el actual Apertura 2018.

Desde temprano fuimos testigos de grandes sorpresas, pues los Zorros del Atlas pusieron punto final a una sus peores rachas, luego de sumar su primera victoria del semestre y regalar una alegría a su fiel afición.

Un cabezazo de Jefferson Duque, anticipando la salida del arquero, y un golazo de Ulises Cardona, decretaron el 2-0 ante los Diablos Rojos del Toluca. La alegría no se hizo esperar; la Perla Tapatía festejaba después de no hacerlo desde la Jornada 16 del anterior torneo, cuando le pegaron a las Chivas en el Estadio Jalisco.

El sábado también nos entregó datos relevantes. En la Corregidora, Tigres nos hizo saber que serán un duro rival de cara a la recta final de la competencia. Con par de anotaciones de André Gignac, el cuadro felino se quedó con los tres puntos y festejó la victoria 450 del Tuca Ferretti como estratega de la LIGA Bancomer MX.

De esa manera, el técnico de los norteños se sigue erigiendo como uno de los más importantes del Futbol Mexicano, al hilar 18 triunfos con Monarcas, 28 con Toluca, 69 con las Chivas, 131 con Pumas y 204 con su actual equipo. Así, El Tuca sigue escribiendo una historia que ya suma 26 años desde los banquillos.

Otro de los eventos que dejaron huella fueron las manifestaciones a favor de la paz. Desde varios frentes se envió un poderoso mensaje: En el Futbol hay diferentes colores, pero el objetivo es el mismo; disfrutar de esta fiesta con nuestros hermanos, familiares y amigos.

Desde la Sultana del Norte; Rayados y Tijuana se dispusieron a jugar su compromiso, no sin antes recibir a Juninho, capitán de los Tigres, para difundir este mensaje de paz. En Pachuca ocurrió lo mismo; Tuzos y Cementeros pregonaron con el ejemplo antes del partido en el que los anfitriones ganaron en su territorio con marcador de 3-1.

El fin de semana cerró con un platillo fuerte; El Clásico Nacional. Águilas y Chivas se vieron las caras en el Estadio Azteca en un duelo de alto impacto que destacó por la gran asistencia y la hermandad que predominó en las tribunas. Un gol de Alan Pulido abrió la cuenta rojiblanca al minuto 58. Por su lado, Andrés Ibargüen puso igualdad a 10 minutos del final.

El partido agonizaba; fue entonces que América consiguió una pena máxima en el último suspiro. Mateus Uribe tomó el esférico y se dispuso a inclinar la balanza para las Águilas, aunque Raúl Gudiño tuvo la última palabra y se convirtió en la gran figura con un lance providencial a su costado derecho. Al final, el Clásico Nacional repartió unidades entre los dos equipos más populares de la LIGA Bancomer MX.