Lleno de emociones terminó la Jornada 5 de la Liga MX

Cruz Azul armó un plantel destinado al espectáculo y a la obtención de resultados. Así se presupuestaba previo al arranque del torneo y así se está viviendo luego de cinco jornadas. La Máquina de Pedro Caixinha pita y lo hace fuerte, desplegando por las canchas del país un futbol certero y vistoso. En esta jornada se impusieron con autoridad al León, con actuaciones destacadas de Elías Hernández y del joven Roberto Alvarado.

El fin de semana también vimos a las Chivas ganar por primera vez en el certamen, se plantaron con personalidad en Veracruz y, ayudados por un Eduardo López en estado de gracia, les regalaron la primera alegría a sus miles de aficionados en el país.

A Monarcas Morelia le bastó una jugada espectacular en el primer lapso para sellar un triunfo sobre Atlas en el Jalisco. Irven Ávila definió con el muslo un servicio de Ray Sandoval, que había recibido el balón luego de un pase magistral de Diego Valdés. Los michoacanos navegan en la parte alta de la tabla.

También vimos al Pachuca obtener su primera victoria del torneo. Lo hicieron con contundencia ante Lobos BUAP, que puso oposición en el primer lapso y fue claramente superado en el segundo tiempo con tres goles en contra.

En más de la actividad sabatina, Querétaro rescató el empate ante el América, Necaxa vino de atrás para igualar con el Puebla a dos goles (les recomendamos ver el gol de Alejandro Chumacero), y los Rayados del Monterrey vencieron por la mínima, con gol del central Nico Sánchez, a los Pumas de la UNAM.

El domingo, en el cierre de la quinta fecha, el Toluca mandó en su casa. Fueron comandados por Toño Ríos, que llegó a 300 partidos con la camiseta de los Diablos y que hizo un gol fantástico en la victoria sobre Xolos de Tijuana.

Finalmente, la actividad de la jornada cerró en la Comarca Lagunera. Santos se impuso a Tigres tres goles por uno. Julio Furch hizo uno de los tantos y Jonathan Rodríguez marcó doblete; Jonathan Orozco lució en la portería con grandes atajadas.