Santos Laguna se luce ante su gente y regresa a la senda del triunfo

Los rayos del sol no pegaron con tanta intensidad la tarde de este domingo como ya es característico en el Estadio Corona. La primera acción del encuentro sucedió momentos antes de que pitara el silbante, cuando Miguel Ángel Salas se hizo acreedor de un abono de por vida en la zona Cabecera Sur 46 del estadio.

También se vivió un momento romántico antes de ver las primeras acciones de juego. Una pareja de novios aprovechó el escenario para comprometerse en matrimonio. El novio hizo la propuesta ante los miles de aficionados que aplaudieron el “sí” como respuesta.

Asimismo se hizo mención al décimo primer aniversario que festeja Guerreros de Corazón, programa de responsabilidad social que por medio del Club Santos Laguna sirve como instrumento para apoyar el desarrollo de los sectores menos favorecidos.

El Estadio Corona se comenzó a llenar alrededor desde el comienzo del partido y fue al minuto 33 cuando los aficionados pudieron festejar un gol de los Guerreros. Y posteriormente al comienzo del segundo tiempo volvieron a la euforia con el segundo gol del cuadro lagunero.

Mientras el segundo lapso acumulaba minutos, la afición se mantuvo expectante a los intentos de gol, sin embargo también se dieron a la tarea de realizar la clásica ola y de vitorear en su ingreso al refuerzo de los Guerreros Ayrton Preciado.

Los Guerreros ganaron el encuentro generando alegría en los presentes que no dudaron en reconocer a su equipo antes de que este abandonara el terreno de juego. Jonathan Orozco agradeció el gesto regalando sus guantes a un sector de la afición.

La entrada de aficionados al Estadio Corona para disputar el segundo partido de local en el torneo fue de 22,286.