Histórica calificación de Croacia a la Final de la Copa del Mundo

La Selección de Croacia remontó este miércoles a la Selección de Inglesa en el duelo de Semifinales de Rusia 2018 para derrotarlos por 2-1 con gol de Mario Mandzukic en tiempos extras, para obtener su boleto a la Final del Mundial.

Los croatas sobrevivieron a un juego más con alargue, dieron muestra de corazón y pasión combinada con una gran técnica y se apuntaron en una cita histórica en el Estadio Luzhniki en donde se enfrentarán con la Selección de Francia.

En Moscú, el duelo comenzó con un cuadro inglés que quería alcanzar la Final para soñar en su segunda Copa del Mundo, y los croatas sintieron la presión por lo que cortaron las jugadas por la vía de la falta.

Fue al minuto 4, cuando Luka Modric se barrió en los linderos del área, ocasionando una falta que fue cobrada por Trippier; el inglés disparó de derecha, superó la enorme barrera y metió el balón cuando los aficionados aún entraban al recinto que vio iniciada la Copa del Mundo y que será en donde se clausuren las actividades.

Los croatas levantaron la cabeza con categoría, se ordenaron en el campo al entender lo que significaba ese gol tempranero y se propusieron jugarle de tú a tú a una selección liderada por Harry Kane, quien además estuvo ausente en el encuentro de Semifinales.

El duelo presentó sus acciones de emoción, pero estuvo principalmente atascado en el mediocampo entre un cuadro inglés que estaba más entero que los croatas que jugaron ante Dinamarca y Rusia partidos que se fueron hasta el alargue.

Al 68’, Ivan Perisic remató de una forma poco ortodoxa un envió de Vrsaljko con lo que se empató la segunda llave de las Semis.

Croacia ya apuntaba a sus terceros tiempos extras de manera consecutiva por lo que buscaron por todos lados e incomodaron al 72 a Pickford, quien entregó una pelota a Rebic quien le pegó al poste, dejando a los croatas con el grito de gol ahogado.

El duelo no encontró a un ganador en los 90 minutos y se fueron por media hora más de acciones.

En el tiempo agregado los entrenadores movieron algunas piezas buscando que todo se definiera en los 30 minutos de juego que parecía una eternidad luego de un juego de mucha intensidad y fortaleza.

El primer tiempo extra no tuvo goles, y los dos conjuntos ya se imaginaban llegar al volado que son los penales, pero Croacia pudo anotar y ganar el partido.

Fue al 109’, cuando Mario Mandzukic picó al espacio que le dejaron los zagueros ingleses, disparo de zurda con potencia y dobló a Pickford, quien sólo vio como se agitaron las redes

El duelo se definió, Inglaterra perdió la chance de pelear por su segundo título del mundo y Croacia logró tomar el pasaje faltante para la Final en la que tendrá un reñido juego en contra de Francia.