Después de 12 años, Francia regresa a una Final de Copa del Mundo

La Selección de Francia sacó su boleto para jugar su tercera Final de Copas del Mundo al vencer por la mínima diferencia a una Selección de Bélgica que se quedó en la orilla en el partido de este martes celebrado en el Estadio de San Petersburgo.

Los franceses controlaron los tiempos, recuperaron y fueron una muralla ante la poderosa ofensiva belga, por lo que disputarán su tercera Final en los últimos 20 años, luego de haber llegado en Francia 1998, certamen que ganaron, así como Alemania 2006 y ahora Rusia 2018.

Francia comenzó con más peligro el encuentro, tocando a la puerta de la torre belga Thibaut Courtois, quien pese a haber sido una figura en la Copa del Mundo, no pudo detener todo en el partido.

Al minuto 15, Eden Hazard estrella de Bélgica disparó con peligro a la meta de Hugo Lloris, quien estuvo atento por un lapso de 10 minutos en los que el cuadro rojo estuvo incisivo, pero falto de efectividad en los acercamientos.

Por Francia, la mezcla de experiencia, juventud y explosividad hicieron que Bélgica no terminara de acomodarse en el terreno de juego en la primera parte, llegando con peligro con Mbappé, Giroud y Griezmann.

En la segunda parte, al 50’ en un tiro de esquina, Umtiti picó al primer palo para cepillar el esférico y meterlo a la meta de Courtois, quien sólo vio sacudirse las redes.

Francia encontró entonces sus mejores momentos y seis minutos después, el destinado a ser la estrella de los galos, Mbappé puso una asistencia de lujo tocando de espaldas para Oliver Giroud, quien remató pero no pudo poner el segundo tanto.

El juego avanzó y llegó a los 90 minutos con una desesperación de los belgas que no vieron en el campo a tipos que fueron letales como Romelu Lukaku o Kevin de Bruyne.

Los belgas tendrán ahora una nueva presentación el sábado por el tercer lugar en el mismo Estadio de San Petersburgo, en tanto que Francia irá al Estadio Luzhniki para jugar la Gran Final el próximo domingo.