Adiós América, Bélgica elimina con sufrimiento a Brasil

Brasil y su samba ya no se escuchará más en Rusia 2018, pues a manos de Bélgica perdió por 2-1 en los Cuartos de Final de la Copa del Mundo.

Neymar no pudo ser un “crack”, de esos que se echan al hombro al equipo en los momentos difíciles para sacar el equipo a flote, pudo tirarse algunas ocasiones buscando la falta, pero fue lo máximo que ofreció ante un Hazard, Lukaku y Kevin De Bruyne que los despacharon.

El duelo desde el inicio tuvo sus emociones, lo que indicaba que los equipos iban con la propuesta ofensiva para llevarse el resultado y avanzar a las Semifinales de la Copa del Mundo.

Al minuto 7, Thiago Silva se perdió una oportunidad clara de gol cuando no pudo rematar a centímetros del área, contactando el esférico con el muslo y estrellándolo en el poste. Y como dice el dicho: ‘el que perdona pierde’.

Al minuto 13’, luego de ocasiones de gol de Brasil, Bélgica encontró las suyas, y en jugada a balón parado, Kompany peinó y ocasionó que Fernandinho realizará un último contacto, mandando el esférico a las redes.

La cinco veces campeona del mundo no decayó, pero los belgas entendieron que era su momento, por lo que poner un gol más los haría mantener un control del encuentro de Octavos de Final.

Al 30’, Romelu Lukaku ejecutó una descolgada espectacular con la que se quitó a hombres de encima, descargó para De Bruyne, quien se perfiló y sacó derechazo pegado al poste para poner un 2-0 que puso a los brasileños de cara a las lámparas.

La verdeamerela le buscó por todos lados, intentó con sus estrellas, Neymar dejó atrás la actuación, pero no lograron darle la vuelta.

Brasil encontró un solitario gol al 75’, cuando Coutinho puso un pase con mucha magia que fue rematado por Augusto, quien mandó el balón a la base del poste.

Los últimos 25 minutos fueron de control para los belgas y de desesperación para Brasil, que como amplios favoritos comenzaron a ver nubarrones en sus sueños.

El silbante pitó el final del juego, Bélgica firmó su pase a las Semifinales en donde se encontrarán con Francia en un juego de alto calibre, en tanto que Brasil comenzó a recoger sus cosas para volver a su país sin nada que celebrar.