La afición correspondió a los Guerreros

Faltando aproximadamente una hora y media para que comenzará el encuentro la afición de ambas escuadras ya se hacía presente, abarrotando de banderas, sombreros y camisetas verdiblancas y azules toda la explanada del Estadio Corona, sin importar los fuertes rayos del sol.

Uno de los alicientes para este cotejo era el regreso de Pedro Caixinha a la Comarca Lagunera, ahora dirigiendo a los cementeros. El técnico portugués consiguió el último título para los Guerreros en el 2015.

Desde el inicio del partido, el estadio mostraba buena entrada y estos mismos entonaron con mucho respeto el Himno Nacional Mexicano, con motivo de la conmemoración del Día de la Bandera el 24 de febrero.

Los presentes aplaudían cualquier esfuerzo guerrero en el campo, respondiendo al buen paso del equipo durante el torneo, sin embargo, también había un número considerable de playeras celestes dispersas en la tribuna.

Para los primeros veinte minutos el estadio ya lucía completamente lleno y los presentes se metían con las decisiones arbitrales que no favorecían al combinado lagunero.

Al finalizar el primer tiempo la afición guerrera aplaudió a su equipo en su paso al vestidor.

La porra de la Máquina también jugó su papel y con sus coros trataban de ahogar los abucheos de los santistas contra su equipo.

Los lapsos en que el encuentro no ofrecía emociones, la afición albiverde se coordinaba para corear entre aplausos el nombre del equipo al unísono, hasta que estos se intensificaron al júbilo con la anotación de Jesús Isijara a los 60 minutos.

Con el marcador a favor de los Guerreros, la afición aprovechó para ponerse de acuerdo y realizar la clásica ola. La afición volvió a explotar en alegría a los 77 minutos cuando el goleador Djaniny Tavares marcó el segundo tanto para Santos.

La afición cementera que se hizo presente comenzó a abandonar el estadio a minutos de finalizar el encuentro, mientras que los albiverdes seguían expectantes por un tercer gol.

Al final del encuentro los 27, 349 aficionados que se presentaron en el estadio Corona ovacionaron al equipo.