El resumen de la Jornada 8 de la Liga MX

Se nos escapó la Jornada 8 de la Liga MX. Se fue dejándonos aspectos interesantes qué revisar en la mitad del campeonato y también algunas sorpresas en un torneo en el que predecir es imposible.

Empezamos en Morelia, donde los Lobos BUAP, en busca de la salvación, dejaron ir el triunfo ante Monarcas Morelia, quienes volvieron a dejar claro que rendirse no es una de sus maneras de ver el futbol y dieron la vuelta al marcador para ganar en casa.

Al otro día, en intensa actividad sabatina, el Puebla también vino de atrás para empatar con Cruz Azul en la capital del país. Un poco más tarde hubo igualada entre León y Querétaro en el Nou Camp.

En el norte del país, Tigres se puso a los pies de su estrella, André-Pierre Gignac, que con dos testarazos dio rumbo al triunfo felino sobre el Atlas de Guadalajara. Otro equipo del norte, los Xolos de Tijuana, brillaron en casa y golearon a los Pumas de la UNAM pese a verse en una temprana desventaja. El equipo de Diego Cocca dio una de las mejores exhibiciones de la jornada.

Chivas rescató el empate en su casa, pese a tener oportunidades frente al marco no pudo derrotar a los Tuzos del Pachuca que se dieron el lujo de fallar un penal. Y, esa misma noche, Necaxa se mostró certero en el Victoria, pasaron sobre los Rayados del Monterrey, 3-0, poniendo de pie a su afición. Goleada inesperada en Aguascalientes.

El domingo, los Diablos del Toluca le pegaron a los enrachados Santos Laguna. Los mexiquenses emplearon la fórmula Sambueza-Uribe en dos ocasiones para marcar diferencia.

En el partido que cerró la Jornada 8, Veracruz tuvo hasta el último instante el triunfo sobre el líder América, pero en la que prácticamente fue la jugada final del encuentro, Henry Martin mandó un taconazo que Bruno Valdez complementó para mandar el esférico al fondo de las redes y sellar un agónico 1-1.