Pugilistas laguneros tuvieron acción

Durante el fin de semana, los boxeadores laguneros Ernesto “Explosivo” Granados, Enrique Contreras y Tony Rodríguez Barcena tuvieron actividad en el cuadrilátero.

El sábado 10 de febrero, el “Explosivo” Granados viajó al Centre Gervais Auto en Canadá para enfrentarse al local Raphael Courchesne en un encuentro muy reñido en donde el mexicano fue derribado en el segundo round, sin embargo el lagunero logró dejar tendido al canadiense durante unos segundos en el cuarto asalto.

A pesar de lo parejo de la pelea, finalmente el de Gómez Palacio no pudo vencer al canadiense en la decisión dividida ante un público que se acercaba a los 7,500 espectadores.

El encuentro se dio dentro de la cartelera que protagonizó Simon Kean ante el norteamericano Alexis Santos.

Esta fue la segunda pelea de Ernesto Granados en el país de la hoja de maple, pues a mediados del año pasado se hizo presente en otro cotejo boxístico.

Por su parte Enrique Contreras, oriundo de Torreón, Coahuila, se presentó en la Arena Oasis de Cancún Quintana Roo para medirse ante el local Enrique “Hércules” Iniesta, quien llevaba una marca de tres peleas ganadas y una perdida.

En medio de una pelea dura, Contreras estuvo a punto de irse a la lona en el primer round tras ser sucumbido por los golpes del “Hércules”, pero después de un reajuste en la táctica apoyado por el “Contador” Soto, del establo As del boxeo, pudo recuperarse en los siguientes asaltos con golpes largos y usando su distancia.

El “Grande” tuvo el apoyo de su esquina para no desesperarse y aprovechar lo débil de Iniesta. Cabe destacar que el lagunero presentaba un golpe en el borde de la nariz que lo molestó durante todo el combate, producto de su sparring en Torreón, así lo dijo el “Contador”.

Al final, Enrique “El Grande” Contreras resultó victorioso luego de la decisión unánime que los jueces dieron a su favor. Se espera que en marzo haya un nuevo combate para el de Torreón.

“Se hablaron buenas cosas de Enrique, esperemos seguir trabajando para no decepcionar a la afición y tener los pies en la tierra para seguir cosechando triunfos”. Finalizó Soto.

Esa misma noche en el Agua Caliente Resort de los Ángeles, California, el también lagunero “Tony” Rodríguez salió con el puño en alto en el World Fighting Championships (WFC).