Santos Laguna recibe al invitado incómodo, Monarcas Morelia

Si hablamos de complicaciones a la hora de estar en la cancha y como local, Monarcas Morelia es el rival que más se le dificulta a Santos Laguna, ya que no le pueden ganar a los rojiamarillos estando de locales desde el lejano 2013, ya 5 años. En esta ocasión se ven las caras en la jornada 3 del Clausura 2018, nuevamente en el TSM, donde los laguneros buscarán romper esa racha negativa y la monarquía la querrá mantener.

Los Guerreros del Santos Laguna llegan luego de ganar a media semana en la Copa MX, pero anteriormente, en Liga, perdieron en la fecha 2 ante Tigres. Partido en el cual mostraron un buen futbol, pero la falta de contundencia les terminó por pesar, misma que en la fecha 1 les favoreció, ya que metieron todas las que tuvieron.

Los pupilos de Robert Dante Siboldi buscarán regresar a la senda del triunfo, en un escenario inmejorable, intentado romper esa racha de 5 años de no poder vencer a los rojiamarillos en tierras laguneras. Para ello, deberán ser muy ordenados arriba y abajo, ya que Morelia cuenta con un ataque letal, comandado por Raúl Ruidíaz.

Por su parte, Monarcas Morelia llega este encuentro invicto, ya que en las primeras dos fechas suma un empate y una victoria, que lo tienen con 4 unidades hasta el momento. De ganar, podrían terminar la jornada como líderes generales, a la espera de lo que pase entre Pumas y América.

Los dirigidos por Roberto Hernández, han sido un equipo muy constante en el último año, ya que se han metido a dos liguillas consecutivas y en la más reciente llegaron hasta la instancia de semifinales, mostrando un buen futbol ordenado. Es importante mencionar, que el buen funcionamiento de los rojiamarillos se debe a que es un equipo que ya tiene varios torneos manteniendo la misma base de futbolistas y en su última visita a TSM se llevaron un marcador favorable de 4 goles por 2, con un triplete de Rudíaz.

El partido pinta para ser muy bueno, ya que cuando estos dos equipos se ven las caras, es muy probable que haya muchos goles, donde el partido más recordado es aquel 7 a 1 favor Santos en una semifinal.