Revista YD
Aarón Arguijo

La columna cara de Aarón Arguijo

Buena temporada

Culminó la campaña 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol para Vaqueros del Unión Laguna, luego de no haber podido calificar a los Playoffs, peleando el equipo hasta el último día del calendario, por la posibilidad de forzar el juego de comodín. Un desenlace con bastante emoción vivieron los aficionados laguneros, al entrar en la última serie de la temporada, con el equipo Guinda forzado a barrer a los Generales de Durango, pero además, esperando que los eliminados Saraperos de Saltillo también sacaran la escoba ante los Rieleros en Aguascalientes.

Para beneplácito de los laguneros, la combinación se gestó durante el primer día y a pesar de eso no se echaron muchas campanas al vuelo, pero en el segundo juego de ambas series volvieron a darse los resultados favorables para Unión Laguna y hasta el más pesimista comenzó a creer en el milagro. Lamentablemente, la realidad fue triste en la culminación de ambas series, a pesar de que Vaqueros completó la limpia ante Durango, en territorio hidrocálido los Rieleros arrollaron a los Saraperos y la esperanza se esfumó, Unión Laguna quedó eliminado.

Más allá del resultado que nadie quería, los aficionados que realizaron un lleno total en el estadio de la Revolución se quedaron hasta que cayó el out 27 para despedir a sus peloteros con un sonoro aplauso, digno reconocimiento a una temporada de 60 victorias y muchas satisfacciones para los fanáticos. Hubo sinsabores como las derrotas en extra innings y la lesión de Welington Dotel, aunque la que más caló a los aficionados fue la partida de Ricky Álvarez, quien al final se coronó campeón de carreras producidas de la liga.

Pero fueron muchos más los buenos momentos, el descubrimiento de Francisco Lugo como un nuevo ídolo de los fanáticos, los impresionantes bombazos de Art Charles, el manejo agresivo de Ramón Orantes, los outs de Dotel desde el jardín derecho hacia primera base. El balance es positivo para Unión Laguna no solamente en el récord de 60 y 49, también se ganó en experiencia para los novatos, colmillo para el mánager debutante y sobre todo, en un reencuentro con la noble afición, que supo exigir en el momento adecuado y que también respaldó a su equipo, esa comunión que debe existir si lo que se desea es trascender, tarea del equipo Guinda que ya está en marcha.

Nota: Las columnas que se presentan en yodeportivo.com, son responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión periodística de este medio

Más Leído

To Top