Revista YD
Laguna

Gran noche de Box “Forjando Campeones lll”

Alberto “Betote” Contreras mantuvo su invicto al derrotar a Adrián Torres

Foto: Erick Saavedra

Gran noche de puños fue la que se vivió en el Gimnasio Auditorio de la Unidad Deportiva.

Una de las veladas de Box más esperadas por el aficionado lagunero, “Forjando Campeones III”, se vivió el día de ayer en el Auditorio de la Unidad Deportiva de Torreón, con 6 excelentes peleas de Box, que llenaron de júbilo a toda la fanaticada, amante de los encordados.

La primera pelea de la noche fue entre Luis Chávez y Raúl Meza, un combate que sacó chispas, ya que los dos peladores dieron lo mejor de sí mismos, dejando como ganador a Chávez por decisión técnica, luego de que el referee determinara el final.

El segundo combate de la noche, fue entre “Canelito” Luna y “La Pantera” Saucedo, combate que sería definido en un solo round, ya que Luna noquearía a su rival, luego de someterlo ante las cuerdas, provocando la interrupción del referee, quien ponía fin al combate.

Una de las peleas que más dividió a la fanaticada, fue el encontronazo entre Gerardo Jasso y Andrés Sánchez. Ambos peladores mostraron su mejor versión, conectado diferentes golpes a su rival, mismos que causaban la euforia y las tradicionales porras entre el público. El combate estuvo tan reñido, que, los jueces determinaron un empate entre los contrincantes.

La euforia entre los aficionados quienes se hicieron presentes en gran medida en el Auditorio, incrementaba conforme pasaba la noche. Tan es así que en la pelea de Alberto “Betote” Contreras y Adrián Torres, las porras fueron divididas, de la misma manera que el combate, ya que ambos se dieron un agarrón monumental, del cual “Betote” salió triunfador luego de 8 rounds por decisión unánime.

El momento cumbre de la noche se acercaba y con ello las peleas co-estelar y estelar. La pelea co-estelar de peso ligero, fue de los guantes de Heberto “El Golfo” Pérsico y Oscar Morán, en la cual Morán salió con todo en busca del triunfo, tan es así que le bastaron únicamente 4 episodios, para mandar a la lona a su contrincante Pérsico; para el quinto asalto, Morán soltó una mezcla de volados de derecha, jabs y rectos que provocaron que el referee detuviera la pelea.

La pelea estelar de la noche, la más esperada por cada uno de los asistentes, fue la de Miguel “El Mancha” Ramos y Eduardo Flores Cangas, correspondiente al peso Superwelter, disputada a 10 rounds, pero, fue finiquitada en sólo 8, ya que “El Mancha” conectó potentemente a su rival, mandándolo a la lona para echarse a la bolsa el triunfo. Con ello, se ponían fin a una gran noche de Box, llena de efusión, alegría y algarabía, entre los boxeadores y toda la fanaticada.

Más Leído

To Top