Revista YD
Aarón Arguijo

La columna cara de Aarón Arguijo

Campanas al vuelo

Ante el tremendo inicio que están teniendo los Vaqueros del Unión Laguna, sobran los motivos para ilusionarse y echar las famosas “campanas al vuelo”, frase tan trillada como cierta, pero igualmente peligrosa, especialmente en una temporada tan larga como la de 111 juegos que tiene la Liga Mexicana de Beisbol. El equipo no es el más malo por ser barrido en Tijuana y perder la serie en casa ante Monclova, pero tampoco es el más bueno por su semana perfecta en la zona sur y por barrer a Aguascalientes en la serie inaugural en casa.

El análisis en el beisbol siempre es oportuno y necesario, además de continuo, otra de las muchas características que lo distinguen del resto de los deportes y lo coloca en el status de “el Rey”. Este juego de pelota no otorga una semana ni tres días para preparar tu siguiente juego, en ocasiones son solamente horas de lo que disponen los manejadores para analizar al rival, pulir lo que necesitas afinar y saltar al campo de juego para buscar otra victoria.

De ahí se puede resaltar el trabajo que ha realizado Ramón Orantes, quien a pesar de ser un mánager aún novato, no ha dejado que le llegue la desesperación y se ha apegado a sus creencias en el juego que ha practicado durante toda su vida. No varía en el Line Up salvo que el pitcher contrario sea zurdo, maneja bien su bullpen y ordena las jugadas acertadas para conseguir las carreras que le lleven al triunfo. Está rodeado de un gran cuerpo técnico, que también merece su mérito, pero nunca confundir con que Orantes es mánager sólo por eso, nunca, finalmente es él quien toma las decisiones.

Los jugadores son quienes ejecutan en el terreno de juego y lo han hecho de muy buena manera, compilando un excelente récord y demostrando que se trata de jugadores hechos y derechos, ya que no se fueron hacia abajo tras la barrida en Tijuana. Poco a poco se han encontrado como equipo y eso lo reflejan en los resultados, colocándose en la parte alta del standing de la competitiva Zona Norte, donde están comandando los Sultanes de Monterrey y poco atrás vienen los Vaqueros.

Resaltan los buenos inicios de temporada del dominicano Anderson Hernández (sublíder de dobletes en la liga), Kristian Delgado (bateando .333), Édgar Osuna, Dustin Crenshaw y por supuesto Ricky Álvarez, el caballo del equipo que está de líder de la LMB en jonrones, carreras anotadas, slugging y carreras impulsadas, a paso de MVP, aunque falta demasiado calendario. Pero en ese análisis también salta a la vista el caso de Jaime Pedroza, a quien le ha costado jugar la esquina caliente, ha cometido 7 errores, pero su bateo ha dio en mejoría, incluso le pasado jueves pegó su primer cuadrangular de la temporada. Un movimiento acertado de Orantes fue poner a jugar al lagunero Carlos González, quien podría decirse fue “cuña” para Pedroza, ya que también Carlos pegó su primer jonrón del calendario.

Pero si hay que hablar de rendimientos notables, debo referirme a Welington Dotel, quien hasta antes del viernes acumulaba una racha de 16 juegos consecutivos dando al menos un imparable y se ha convertido en la bujía del equipo, incluso en cuanto al ánimo se refiere, ya que se nota su pimienta en cada batazo que logra atestar. La temporada aún es joven y claro que se vale ilusionarse, pero hay que recordar que se debe gozar juego a juego, ir “pasito a pasito”, como dice la popular canción que utiliza Ricky Álvarez al momento de ir al bat.

Les invito a gozar los juegos, disfrutar lo que sucede en el diamante, que es el elemento principal de beisbol, porque hay algunos acreditados que se centran más en lo que sucede afuera del terreno de juego, ya que al parecer, de lo que sucede adentro no tienen ni idea. Nos vemos en el estadio para degustar la “Serie de Martín Dihígo”. Buen fin de semana, y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Nota: Las columnas que se presentan en yodeportivo.com, son responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión periodística de este medio

Más Leído

To Top