Revista YD
Aarón Arguijo

La columna cara de Aarón Arguijo

Trágico Cisma

Cuando era yo un pequeño niño y cursaba la escuela primaria, las series de televisión estadounidenses, que eran el pan de cada día para quienes somos gustosos de observar ese aparato durante horas, hablaban todavía mucho de la famosa guerra de Vietnam, a la que se hacían referencias constantes. Se me quedó grabado el nombre y una noche, antes de irme a dormir, le pregunté a mi mamá “¿Quién había ganado la guerra de Vietnam?”, ella me observó y me dijo “nadie hijo, en las guerras nadie gana, todos pierden”, la respuesta no me dejó muy satisfecho al utilizar mi lógica infantil, pero como suele pasar, conforme pasó el tiempo me pude dar cuenta de cuánta razón tenía y cuán sabia es mi madre.

En la Liga Mexicana de Beisbol ahora mismo se está librando una guerra de egos, caprichos y vanidades que podría desatar la peor pesadilla del elemento más importante para cualquier deporte profesional: los aficionados. Estamos a prácticamente 80 días de lo que debería ser el inicio de temporada y no hay siquiera un calendario de juegos, peor, hay una división plausible en el añejo circuito de verano que ha orillado a los periodistas y aficionados a realizar especulaciones de todo tipo, incluyendo la realización de dos ligas para el próximo año, con 8 equipos cada una.

Durante la candente asamblea del pasado martes en un hotel de la Ciudad de México, a la que acudió Érick Arellano como dueño de los Vaqueros del Unión Laguna y de los Leones de Yucatán, el cisma se produjo en el seno de la liga, partiendo por completo la unidad y derivando en un choque de ideas que parece no tener solución. Ya en las reuniones invernales celebradas en Washington se había llegado a un acuerdo de jugar con 9 peloteros mexicoamericanos, o al menos eso informó la liga en su página web oficial, pero el pasado martes simplemente quedó inválida esa opción.

Quienes estuvieron en la reunión afirman que Pepe Maiz, dueño de los Sultanes de Monterrey y uno de los máximos jerarcas de la LMB, se sulfuró tanto que corrió a los dueños de los equipos que desean tener número ilimitado de “pochos” y maldijo la hora en que los aceptaron como integrantes del beisbol de verano. Todavía cuando los periodistas lo pudieron entrevistar, el regiomontano afirmó que los dueños de equipos llamados “de la vieja guardia” están “listos para la guerra”, en contra del resto de los dueños.

Pues bien, han de saber los dueños que de una guerra como la que se plantea hasta este momento, todos saldrán perdedores, el simple hecho de pensar en ligas de 8 equipos resulta risorio, ya con los aficionados acostumbrados a las temporadas con al menos 16 escuadra, no pueden esperar menos en este 2017. Asistencias de aficionados, interés de los medios de comunicación, competitividad, tradición y sobre todo credibilidad, caerían para la LMB si es que no arreglan sus diferencias y se ven obligados a tomar medidas drásticas, insisto, todos saldrían perdiendo, en negocio y en nivel deportivo. Por el bien del beisbol mexicano, espero que todos los involucrados recuerden que el Rey de los Deportes es un juego de caballeros y se comporten como tales, pugnando por hacer crecer a nuestro querido beisbol, no lo contrario.

Mientras esto sucede con la entrañable LMB, en la Liga Mexicana del Pacífico se viven las “Fiestas de enero”, con la realización de las semifinales, teniendo a jugadores de Vaqueros del Unión Laguna en los 4 equipos que siguen con vida. Ya está cerca la gran final y por supuesto, la Serie del Caribe. Aquí en la Comarca Lagunera hoy se pone en marcha la final de la Liga Mayor de Beisbol, con Orioles de Gómez Palacio y Contadores de Matamoros peleando por el gallardete en la que seguramente será una serie electrizante por lo parejo de los equipos, nos vemos en los estadios para disfrutar juntos cada capricho de la pelota de 108 costuras y un millón de emociones. Buen fin de semana y recuerden disfrutar la vida, hasta que caiga el out 27.

Nota: Las columnas que se presentan en yodeportivo.com, son responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión periodística de este medio

Más Leído

To Top