Columnas YD

The Last Round con Wendy Arellano

UFC Fight Night CDMX

Recuerdo la primera vez que UFC llegó a México, los boletos se agotaron en menos de 8 horas y más de 20 mil fans se dieron lugar en la Arena Ciudad de México para presenciar el primer evento de la mejor liga de artes marciales mixtas del mundo. El evento principal estaba encabezado inicialmente por el ex campeón Caín Velázquez y el brasileño Fabricio Werdum, sin embargo pese a una lesión en la rodilla Caín tuvo que verse obligado a cancelar la pelea y fue remplazado por Mark Hunt, quien fue derrotado por Werdum vía T.K.O. tras conectarle una rodilla a la cara y finalizar con ground and pound al ras de lona, coronándolo así, como el nuevo campeón interino de los pesos completos.

No obstante la ausencia de Velázquez, resalto aún más la presencia de peleadores con sangre azteca, quienes hacían su arribo por primera vez en el octágono de UFC, recuerdo que al son de Antonio Aguilar, “Teco” Quiñonez se abrió paso entre la multitud y el recinto se estremeció al ver en el octágono al primer finalista del TUF Latinoamérica.

El sábado pasado en el mismo recinto volvió a temblar de jubilo ante la cartelera del UFC Fight Night CDMX, que contaba con 7 peleadores nacidos en México, entre ellos una mujer, que dejaron en claro porque los mexicanos merecen estar en las grandes ligas.

En lo que fue la segunda pelea de la noche Polito Reyes se enfrentó al estadounidense Jason Novelli, en una pelea pactada en peso ligero (156 lb). En el primer round fue de análisis para ambos peleadores y un piquete de ojos accidental sorprendió al mexicano, que tras una breve pausa reanudo el combate; en el segundo round Novelli buscó el derribo, pero Reyes supo contrarrestar el ataque y entro en la guardia conectando buenos codos desde esa posición; en el tercer y último asalto hubo más intercambio y Jason Novelli fue conectado con un cruzado de derecha que lo dejó sin protector bucal, el peleador mexicano seguía presionando con patadas al cuerpo y combinaciones al rostro, casi al final del combate Novelli consiguió derribar, pero no fue suficiente, siendo el mexicano Polo “Toro” Reyes quien se llevó la victoria.

La cuarta pelea de la noche protagonizada por Henry Briones y el brasileño Silva De Andrade con un récord de 23-1-1, sorprendió a los espectadores luego de que un golpe giratorio sorprendiera al mexicano en el tercer round, obligando al referí a parar el encuentro.

En la quinta pelea de la noche uno de los hermanos Montaño hizo su aparición en el octágono, enfrentando al californiano Max Griffin, quien derrotó al ganador de la segunda temporada de The Ultimate Fighter Latinoamérica, luego de que el referí decidiera parar la pelea en el primer asalto.

La sexta pelea de la noche fue pactada hasta los 63 kilogramos, donde el peleador “Pshyco” Marco Beltrán fue sometido por su oponente, el norteamericano Joe Soto, quien finalizó a Beltrán con una llave al pie.

Para cerrar la cartelera preliminar, el mexicano Goyito Pérez hizo su aparición nuevamente en el octágono de UFC ante el brasileño Felipe Arantes, en una pelea pactada a las 136 lb, siendo el mexicano el que se llevó la victoria por decisión dividida.

En lo que respecta a la pelea femenil, la peleadora mexicana Alexa Grasso, volvió a sorprendernos luego de derrotar a la estadounidense Heather Jo Clark y mostrarse dominante en los tres asaltos, continuando con su racha invicta consiguiendo su primera victoria en UFC.

Así mismo el peleador peruano Claudio Puelles fue derrotado por el mexicano Martín Bravo, en la final del TUF Latinoamérica 3, luego de conectar un gancho al hígado y arremeter contra su rival después de caer en la lona. Tras saberse ganador, el mexicano salto de la jaula y abrazo a su coach Forrest Griffin.

No cabe duda que cada vez son más los peleadores mexicanos que arriban al octágono de la UFC, dejando en claro que el talento mexicano merece su lugar dentro de este deporte, ya que por sus venas corre sangre guerrera, en innumerables ocasiones los mexicanos han sido catalogados como los mejores pugilistas, el mismo Muhammad Ali se cautivo al ver pelear a Julio Cesar Chávez, quien además ha sido inspiración para grandes boxeadores tales como: Manny Pacquiao, Floyd Maweather y el mismo Ali.

No dudo que en algunos años los peleadores del MMA mexicano, se encuentren entre los mejores del mundo, justo ahora están dando mucho de que hablar y esperemos que no sólo los guerreros aztecas sean recordados por su boxeo, sino por agresividad, por sus derribos, por su buen control en la malla y su jiujitsu, demostrando que están listos para conquistar una nueva disciplina, del mismo modo que se habla del jiujitsu brasileño, del boxeo mexicano y del judo japonés, poder dar paso a una nueva era: Las artes marciales mixtas mexicanas.

Nota: Las columnas que se presentan en yodeportivo.com, son responsabilidad de sus autores y no reflejan la opinión periodística de este medio

Más Leído

To Top